Actividades para niños sobre el sistema inmunológico

Nuestros cuerpos tienen un sistema inmunológico complejo que trabaja duro combatiendo los gérmenes y las bacterias que nos enferman. Los niños que están aprendiendo sobre el sistema inmunológico pueden tener dificultades para comprender su funcionamiento con sólo leer un libro de texto. Los padres pueden organizar una serie de actividades para ayudar a sus hijos a entender el concepto de cómo funciona realmente nuestro sistema inmune. A menudo, todo lo que los niños necesitan es ver la ciencia en movimiento para entenderla.

Proyectos de arte

Crea un póster de bienestar con imágenes de revistas de salud. Dibuja una línea en el centro del póster y escribe "salud" en el lado derecho y "enfermedad" a la izquierda. Pega fotos en la columna correspondiente. Por ejemplo, fotos de vitaminas, frutas, verduras, agua y equipo de ejercicio podrían ir en el lado de salud. Las imágenes de comida chatarra, cigarrillos, alcohol y de gente estornudando irían en el lado de enfermedad. Los niños pequeños pueden colorear una imagen de un niño sano y participar en una actividad saludable, como comer una manzana o andar en bicicleta. A continuación, pueden colorear la imagen de un niño enfermo para demostrar lo que provocan los gérmenes cuando el sistema inmune no es capaz de luchar contra ellos.

Leer libros

Haz que tu hijo lea diariamente un libro ilustrado que trate sobre el sistema inmune y que pueda entenderse fácilmente. Un buen lugar para comenzar es con el cómic "Ataque viral", diseñado por el Arizona Science Center. Puedes hacer que los niños de 6 a 12 años de edad representen las escenas mientras sus padres se las leen en voz alta (ver Recursos). Otra opción para niños de entre 4 y 10 años de edad es "La batalla con los insectos: Un viaje imaginario a través del sistema inmune", escrito por el Dr. Heather Manley. Este libro lleva a los niños en un viaje a través del cuerpo de un niño pequeño para ver cómo funciona el sistema inmunológico.

Experimentos científicos

Busca gérmenes en tu casa con una placa de Petri y una solución de agar en la parte inferior. Puedes comprar agar, una gelatina a base de algas marinas, en las tiendas naturistas. Deja que tu niño científico frote un hisopo de algodón en cualquier superficie de la casa y que luego lo haga sobre el agar en la placa de Petri. Coloca la caja a un lado durante varios días para ver cómo crecen las bacterias. Intenta otra versión de este experimento limpiando las superficies de tu casa con una solución de limpieza como el cloro y agua. A continuación, comprueba que estas áreas no tienen gérmenes. Frótalas con hisopos de algodón y luego talla los hisopos en una solución de agar en una placa de Petri. Los niños deben darse cuenta de que la solución de limpieza se deshizo de las bacterias de la misma manera que nuestro sistema inmune ataca a los gérmenes.

Juegos

En tarjetas para notas, coloca el nombre de cada una de las seis células del sistema inmune: las células B, los glóbulos blancos, las células de memoria, las células T, los macrófagos y las células T citotóxicas. Puedes escribir en tarjetas separadas la misión de cada célula, así como su funcionamiento para mantener el cuerpo saludable. Revuelve las tarjetas y toma el tiempo de cada niño para ver lo rápido que pueden hacer coincidir la célula con su misión. Levanta fotos de objetos que son infecciosos o no infecciosos. Por ejemplo, puedes incluir imágenes de un mosquito, tejido sanguíneo y un termómetro. Otórgales a los niños un punto cada vez que identifiquen correctamente si el artículo es infeccioso no infeccioso.

Más galerías de fotos



Escrito por alicia bodine | Traducido por josué miraflores m