Actividades para los niños en un restaurante

La combinación del hambre, el aburrimiento y la falta de espacio para correr puede provocar un niño gritón y enojado. Comer en un restaurante es una actividad familiar divertida que puede amargarse rápidamente cuando tu niño no se queda quieto. En lugar de pelear, suplicarle o resignarte a comer en casa, encuentra formas sencillas y baratas de distraer y entretener a tu niño en los restaurantes.

Menciona tres alimentos

Utiliza el alfabeto y el tema de los alimentos para mantener a tus niños ocupados con un juego de "Menciona tres alimentos". Brinda a tus niños primero la letra "A" y haz que cada uno nombre dos o tres alimentos que comienzan con esa letra en 30 segundos. Los niños marcan un punto por cada comida que son capaces de nombrar en el límite de tiempo. Después de unas cuantas rondas, o hasta que la comida finalmente llegue, cuenta los puntos de los niños. Al niño ganador se le ordenará un postre, aunque si esto provoca una pelea, recompensa a cada niño con un postre por haber hecho su mejor esfuerzo. Otra opción como premio es permitir al niño ganador elegir una actividad para después de la cena, tal como una película o una visita al parque.

Show de marionetas-servilleta

Utiliza las herramientas y materiales en la mesa para crear un show de marionetas de servilletas. Muchos restaurantes amigables para niños proporcionan crayones y hojas para colorear. Puedes prepararte para este juego también llevando unos crayones en tu bolsillo o bolso antes de salir de casa. Una vez que hayas pedido la comida, pide a la camarera más servilletas. Durante el tiempo de inactividad antes de comer, convierte las servilletas en marionetas con los crayones. Dobla las servilletas en formas o simplemente permite a los niños que dibujen figuras en el papel. Permite a los niños usar su imaginación, o asigna a cada uno un personaje de su cuento de hadas favorito. Utiliza los condimentos, la sal o lo que sea que este disponible para crear un escenario. Una vez que todos hayan creado sus marionetas, monta un show o recrea un cuento de hadas.

Probé eso

Pide a la camarera que deje un menú para poder jugar a "Probé eso" (I Tried That). Ve por cada elemento en el menú y otorga un punto a cada comensal por cada alimento o plato que haya probado. Después de haber pasado por todo el menú, recuenta los puntos y al ganador se le permite elegir el postre para toda la mesa. Si tus niños son muy exigentes o aprensivos a la hora de probar nuevos alimentos, utiliza este juego como una inspiración para que prueben cosas nuevas. Recuerda a los niños que si degustan tu plato, pueden usarlo como otro elemento del menú que han probado en futuros restaurantes.

Nombra esa comida

Usa experiencias gastronómicas anteriores como la inspiración para el juego de "Nombra esa comida" (Name that Food). A cada jugador se le permite dar tres pistas relativas a un alimento o plato. El primer jugador podría describir una zanahoria diciendo que es un vegetal, de color naranja y crece bajo el suelo. Si los otros jugadores son capaces de adivinar el plato o la comida en tres pistas o menos, ese jugador recibe un punto. El jugador con más puntos acumulados antes de que la comida llegue, gana.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por florencia s. buera