Actividades para niños pequeños para la Semana Dental

Ya sea que estés planificando actividades relacionadas con el tema dental para la National Dental Month en febrero o simplemente estés buscando ideas para hacer que tus niños se sientan emocionados por su visita dental, elige actividades interesantes, apropiadas para la edad y relacionadas con el tema para introducirlos a la importancia de la correcta higiene dental y aliviar los miedos sobre la visita al dentista.

Modelo de higiene dental

Los niños pequeños casi siempre quieren hacer lo que tú estás haciendo. Emocionarte por lavarte los dientes hace que ellos también lo quieran hacer. Para Dental Week, lleva a tu hijo al baño cada vez que estés lavando tus dientes y deja que te imite con su propio cepillo de dientes. La American Dental Association recomienda darle a los niños de más de 2 años una cantidad del tamaño de los frijoles de pasta dentífrica con flúor. Guía sus manos cepillando los dientes hacia adelante y atrás correctamente y enfatizando en que debe escupir la pasta, sin tragarla. ¿Por qué no hacer un juego de esto? Cepilla sus dientes, diciendo "¡Mi turno!" para asegurarte de que el cepillado sea correcto luego di "tu turno" y deja que ella se los cepille.

Lee libros de dentistas buenos para niños

Los libros para niños pequeños sobre visitar al dentista pueden ayudar a aliviar los miedos que tu hijo puede tener sobre una vista al dentista. "The Berenstain Bears Visit the Dentist" (El oso Berenstain visita al dentista) de Stan y Jan Berenstain es un clásico que muestra la primera visita al dentista de los hermanos osos. Otro libro puede ser "Maisy, Charley and the Wobbly Tooth: A Maisy First Experience Book" (Los dientes de Maisy, Charley y Wobblu: el libro de la primera experiencia de Maisy), de Lucy Cousins, sobre el cocodrilo Maisy amigo de Charley el ratón que perdió un diente. También deberás leer libros sobre evitar comer muchos dulces que pueden causar caries, como "Sid the Science Kid: A Cavity is a Hole in your Tooth" (Sid, el niño científico: una caries es un agujero en tu diente), de Jodi Huelin. En el libro, Sid, el niño científico le enseña a los niños acerca de las caries y de cómo prevenirlas.

Jugar al dentista

Consigue un saco de médico y un juego de dentista de juguete para tu hijo para un juego de rol educativo. Deja que haga de cuenta que es un dentista y que examine tus dientes. Asegúrate de tener un juego apropiado para los niños de 2 a 3 años y que no tenga ninguna parte pequeña con la que se pueda ahogar. Di los nombres de las diferentes herramientas de juguete que toma y cómo las utiliza el dentista para revisar sus dientes. Haz que tu hijo y sus amigos pequeños tomen tornos para ser el dentista y el paciente. Otra idea es ver si algún museo infantil local tiene una exhibición de un consultorio de dentista. Muchos museos infantiles exhiben juegos interactivos como tiendas de alimentos, oficinas de correo y consultorios odontológicos donde los niños pueden jugar y hacer de cuenta que están en un lugar real. Por ejemplo, el Children's Museum of Memphis (cmom.com) tiene un consultorio de dentista con una boca de marioneta de gran tamaño para practicar las habilidades de cepillado y vista de radiografías.

Visita al dentista

Organiza si puedes arreglar una visita al dentista pediátrico para un paseo, sin un examen, especialmente si es la primera vez que tu hijo va al dentista. Llama al consultorio de antemano y pregunta si un higiénico dental o un recepcionista puede mostrarle el consultorio a tu hijo, y quizás lo deje ver una sala de examen que no se esté utilizando. El objetivo de este paseo es aclimatarse con el consultorio del dentista, el mismo dentista y el higiénico del consultorio. Muéstrale la sala de espera, que generalmente está llena de juguetes que lo pueden mantener emocionado sobre volver a una cita real.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por aldana avale