Actividades para niños pequeños con el juego de la papa caliente

El clásico juego de la papa caliente es una forma barata de enseñarle a los niños pequeños sobre seguir las reglas a la vez que los mantienes ocupados. Jugar este juego de la forma tradicional es una opción, aunque se pueden personalizar las reglas o incluso crear las propias para tirar hacia atrás y adelante con el niño como una forma divertida de personalizar este clásico juego.

Juego clásico de la Papa Caliente

Para jugar el tradicional juego de la Papa Caliente, reúne al menos tres niños y ubícalos en círculo. Haz que uno de los niños tenga un objeto pequeño redondo (como una bola, manzana e incluso una papa real) y pídeles que pasen el objeto en círculo una vez que comience la música. Cuando pase esto, aliéntalos y recuérdales que continúen pasando el objeto al otro niño, porque el niño que quede con la "papa caliente" debe dejar el círculo. Continúa poniendo y frenando la música hasta que sólo quede un niño. Este será el ganador del juego.

Un giro al juego original

Agrega al disfrute del juego original un toque divertido creando tus propias reglas para el juego. Por ejemplo, quita a un jugador del círculo inmediatamente si accidentalmente se le cae su patata. Dile a los niños que griten las palabras "papa caliente" cada vez que pasen el objeto. Ayúdalos a nombrar la papa caliente y diles que griten el nombre cada vez que toman el objeto. Por ejemplo, si los niños deciden llamar "Willie" a la papa, instrúyelos para que griten "Willie" cada vez que la atrapan.

El Sr. papa más caliete

Utiliza un juego popular que implique decorar un tubérculo de plástico como inspiración para crear tu propio giro del juego "papa caliente". Haz que cada niño tenga una patata limpia y elementos caseros y artesanales, incluyendo cintas, pegamento en barra, botones, moños, ojos de fieltro y palillos para los brazos, para crear su propia "papa más caliente". Establece un tiempo límite de cinco a 10 minutos y ayúdalos a que creen su propio hombre tubérculo con esos elementos. Una vez terminados, alinea las patatas y juzga cual es el más caliente. El niño que lo haya creado será el ganador.

Papa caliente comestible

Toma el término "papa caliente" literalmente ayudando a tus niños a crear una papa horneada en el horno microondas. Limpia una papa rojiza mediana a grande y perfora varios orificios por todo el tubérculo con un tenedor. Coloca la papa sobre una toalla de papel y cocínala en el horno microondas por ocho a 10 minutos o hasta que se pueda pisar fácilmente con un tenedor. Deja que la papa se enfríe antes de ofrecerle al niño una variedad de aderezos incluyendo manteca, crema o trozos de jamón.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por aldana avale