Actividades para hacer con los niños cuando la nieve no te deja salir de casa

Los niños podrían saltar de la alegría con el prospecto de un día nevado pero estar encerrado en casa puede llevar a un serio caso de aburrimiento. Hay todo tipo de actividades para mantener entretenidos a los pequeños, desde juegos en el interior de la casa hasta lo que son afuera, si las condiciones climáticas y la temperatura lo permiten. Cuando te encuentres encerrado por la nieve, puedes recurrir a actividades planeadas para evitar el aburrimiento y las quejas.

Jugar con la nieve afuera

Solo porque no estés manejando a algún sitio, no significa que no puedas disfrutar la nieve de cerca. Un día nevado es el momento perfecto para divertirte en esa sustancia blanca, siempre y cuando sigas algunas reglas de seguridad para mantener a tu pequeño caliente. Viste a tu hijo con pantalones para nieve, una chamarra caliente, un sombrero que cubra sus orejas y guantes calientes. Kids Health recomienda revisar los guantes frecuentemente para ver qué tan mojados están y colocar capas de ropa bajo la capa exterior. Las ideas de juegos en el exterior incluyen jugar con trineos, hacer ángeles en la nieve y construir estructuras de nieve como muñecos de nieve o fuertes. Si esto se vuelve aburrido, mezcla un poco de colorante vegetal con agua en una botella con aspersor. El patio nevado se convertirá en el lienzo en blanco para que tu hijo cree imágenes llenas de color.

Jugar con la nieve en el interior

Si el clima afuera es demasiado extremo, no tienes que dejar de lado por completo el jugar con nieve. Sé valiente para salir al frío el tiempo suficiente para llenar unas cuentas cubetas de nieve y colócala en la bañera para jugar con ella en el interior. No necesitarás vestir con muchas capas de ropa a los niños, solo necesitan un par de guantes para mantener calientes sus manos. La limpieza después de jugar es mínima porque toda la nieve derretida se va directamente por el drenaje. Un helado de nieve fresca es una manera sabrosa de jugar con la nieve en el interior. Encuentra un poco de nieve limpia y fresca y junta alrededor de 4 tazas. Necesitas entre 2 y 3 cucharadas de leche, 1/3 de taza de azúcar y un toque de vainilla para hacer el helado. Experimenta con diferentes ingredientes como jarabe de chocolate o pedazos de galletas para perfeccionar este postre.

Actividades creativas

Saca tus habilidades creativas para evitar el aburrimiento en un día nevado. Un día de manualidades mantiene las pequeñas manos ocupadas e ilumina la casa. Puedes hacer pintura esponjada pretendiendo ser nieve mezclando partes iguales de crema para afeitar y pegamento blanco para un proyecto de pintura nevado. Otra idea es pintar con pintura blanca sobre una escena del exterior en papel para construcción para dar la impresión de que es una escena nevada. Si las manualidades no son lo tuyo, alienta a tu hijo a vestirse de forma dramática con la ropa que encuentre. Puedes jugar a tener una fiesta de té, al restaurante o a la tienda usando cosas de la casa.

Día de películas

El clima frío afuera te da la excusa perfecta para acurrucarte con tu hijo y ver una película. Si por lo general tu hijo no puede pasar mucho tiempo frente a una pantalla, ver una película será como un premio especial. Una alternativa a las películas de Hollywood es ver películas caseras de tu pequeño. Un tazón de palomitas de maíz y una taza de chocolate caliente son los acompañantes perfectos para un día de películas. Si las películas no son lo tuyo, elige un tema diferente para el día como día de lectura o de hornear.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por laura gsa