Actividades para niños sobre metamorfosis

Metamorfosis puede sonar como una palabra grande, complicada para la mayoría de los niños, pero una vez que entienden que describe cómo un animal puede sufrir modificaciones durante su vida, van a pensar que la metamorfosis es bastante sorprendente. Mientras que incluso los niños muy pequeños probablemente han escuchado acerca de cómo una oruga se convierte en mariposa, algunos niños no se dan cuenta de que muchos otros animales pasan por la metamorfosis, criaturas como las ranas y escarabajos. Aproxímate al concepto con un poco de diversión, actividades interesantes, y tus niños van a aprender acerca sobre la metamorfosis en poco tiempo.

Mira y aprende

Introduce el concepto de metamorfosis en los niños, para ello puede ser divertido ver un vídeo y lo que sucede en el mismo. Mientras que la transformación puede tardar días o semanas en la vida real, el sitio neoK12 (neok12.com) ofrece vídeos time-lapse (Lapso de tiempo) para que los niños puedan ver todo lo que ocurre en el proceso en cuestión de minutos. Los niños también pueden disfrutar viendo los vídeos en el sitio web BBC Nature (bbc.co.uk) que muestran diferentes tipos de insectos que pasan por diferentes etapas de metamorfosis, como la aparición de la crisálida. Aquí también encontrarás muchas fotos sobre la variedad de criaturas que pasan por la metamorfosis, da a los niños la oportunidad de ver a los animales que puede que nunca hayan experimentado antes.

Utilizando fideos

Una vez que los niños están familiarizados con el proceso de metamorfosis, podrían mostrar su comprensión haciendo una manualidad que detalle cada etapa del ciclo de vida de una mariposa. Utiliza diferentes formas de pastas para representar las fases de cambio en una mariposa. Los niños pueden pegar la pasta en un pedazo de cartulina dividida en cuatro secciones y dibujar en los detalles de cada imagen, como las hojas. Por ejemplo, utiliza orzo para representar a los huevos de las mariposas, un trozo de rotini para la oruga, un trozo de cáscara de pasta puede ser la crisálida y finalmente una pieza de farfalle o pasta bowtie, para representar la mariposa.

Haz girar la rueda

Además de las mariposas, los niños pueden mostrar la metamorfosis de otras criaturas mediante una rueda que gira para mostrar cada fase. Utiliza un pedazo de papel resistente cortado en un círculo. Divide el círculo en cuatro secciones y haz que tu niño dibuje las diferentes etapas del ciclo de vida de los animales en cada sección. El ciclo de vida de una rana, por ejemplo, podría ser demostrado por el dibujo de los huevos, renacuajos, un renacuajo que ha comenzado a perder su cola y hacer crecer las piernas, y una rana de plena madurez. Cortar otro círculo y cortar una sección igual a la cuarta parte del círculo. Coloca el círculo cortado en la parte superior del primero y utiliza un clavito a través del centro para conectar los dos. La parte superior del círculo cortado de salida debe girar sobre el círculo con las imágenes para revelar una etapa de la transformación a la vez.

Leer todos los detalles

A los niños les encantan las historias de amor y no hay escasez de libros de cuentos que describen el proceso de la metamorfosis. Lee libros como "Había una vez un renacuajo" por Judith Anderson, "Isabella" de Christie Willett o "Chrysila" por Angela Farris con tu hijo y discute los cambios que se produjeron en los personajes. También, ofrece a tus hijos, libros no ficcionales para que puedan explorar las interesantes imágenes y aprendan información más detallada acerca de la metamorfosis.

De cerca y personal

A veces la mejor manera de aprender algo es con experiencia práctica y de cerca. Afortunadamente, hay algunas maneras para que puedas dejar a tu niño observar el proceso de metamorfosis en acción y con las criaturas vivas. La larva de mariposa, u oruga, se puede pedir en varias tiendas en línea para que tú y tu hijo puedan ver como se crea una crisálida y se transforma en una mariposa. También puedes ver la metamorfosis de un escarabajo oscuro en un recipiente pequeño. Llena un recipiente con tapa con harina de avena, algunas zanahorias bebé y varios gusanos, que se pueden encontrar en muchas tiendas de mascotas. Asegúrate de hacer agujeros de aire en la tapa del contenedor y cambiar las zanahorias que se secan cada cuatro o cinco días. Mira como los gusanos crecen y cambian de piel, forman una crisálida y luego emergen como escarabajos adultos.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey chaloux | Traducido por rafael ernesto díaz