Actividades para niños sobre cómo fabricar instrumentos musicales de África

La música es una parte esencial para la vida en África, desde realizar rituales y ceremonias hasta cantar eventos históricos o leyendas. Dado que gran parte de la música de África se enfoca en los ritmos, la gente en África utiliza muchas variedades de instrumentos de percusión, como tambores, entre otros. También se pueden encontrar los silbatos y otros instrumentos parecidos a la guitarra. Enséñale a los niños sobre la música de África al involucrarlos en una actividad de fabricar los instrumentos a mano.

Tambores

Las diferentes regiones de África han creado muchos estilos de tambores. Uno muy popular tiene forma de reloj de arena y es conocido como djembe, aunque también se le atribuyen otros nombres. Para fabricar este tambor, toma dos tiras largas de espuma de poliestireno o de papel y corta los extremos. Coloca los extremos donde acabas de cortar para formar el reloj de arena y pégalos con cinta o con pegamento no tóxico. Cubre ambos extremos completamente con cinta adhesiva. Envuelve el tambor completamente con papel maché y espera a que se seque. Decora los lados del tambor con marcadores permanentes, y ya estás listo para tocarlo.

Cáscaras

Una característica única de la música africana es que la gente de África utiliza objetos que encuentra para fabricar instrumentos. Rompe la cáscara de una nuez a la mitad y saca la nuez. Toma una mitad de la cáscara y rebana con un cuchillo una parte pequeña del borde, alrededor de un centímetro de ancho. Envuelve una liga dos veces alrededor de la cáscara. Coloca un palo pequeño de aproximadamente 1 1/2 pulgadas (3 1/2 centímetros) de largo y medio centímetro de grosor entre la liga y apriétalo dando vueltas al palo y torciendo la liga, de tal forma que el palo esté entre ambas envolturas de la liga. Un extremo del palo debería apoyarse en el borde de la cáscara de nuez, mientras que el otro extremo está suspendido con la liga sobre el borde que cortaste. Detén la cáscara con una mano y arranca con la otra mano el lado del palo más cercano al borde cortado; el corte que hiciste al principio ahora te permite jalar el palo y rebotarlo contra la cáscara de la nuez, una vez que lo sueltas. Debería hacer un sonido raro parecido al del arpa de boca. También puedes fabricar una sonaja con cáscaras de nuez. Rompe varias cáscaras a la mitad y quita las nueces. Hazle un hoyo a la parte superior de cada mitad de cáscara. Pasa un cordón a través del hoyo y haz un nudo en la parte interior de la cáscara. Une las piezas de cordón, de manera que tengas varias cáscaras de nuez encimadas colgando del mismo cordón. Sacude la sonaja.

Instrumentos de percusión

Fabrica un instrumento de percusión en forma de caja, que es una variación de las maracas que probablemente ya te son familiares. Consigue una caja de madera de una tienda de artesanías. Llénala de frijoles, cuentas, arroz, semillas o guijarros. Coloca la tapa en la parte superior de la caja y utiliza un pegamento no tóxico para asegurarla. Decora la parte externa de la caja con marcadores, pintura, lentejuelas, listones, hilos o con otros adornos. Una vez que la caja esté seca, permite que tu hijo la sacuda tan fuerte como quiera. Al mismo tiempo, puedes llenar una botella de agua reciclada o dos platos de papel unidos con el contenido que desees para tu instrumento.

Arpa

Tu hijo podría rogarte por una guitarra, y África tiene su propia versión de guitarra, llamada arpa. Corta un agujero del ancho de un rollo de papel toalla en la tapa de una caja de zapatos y coloca tres o cuatro clavos en la parte superior de la tapa, frente al orificio. Usando un pegamento no tóxico, fija la tapa con el resto de la caja. Coloca un rollo de papel toalla dentro del agujero, de tal forma que sobresalga perpendicularmente a la caja; pega el rollo de papel toalla en su lugar. Envuelve ligas alrededor del papel toalla y jálalo para asegurar el otro extremo de las ligas alrededor de los clavos en el extremo opuesto de la caja. Toca las ligas como cuerdas de guitarra.

Más galerías de fotos



Escrito por cara batema | Traducido por héctor muñoz