Actividades para niños del día de la liberación italiana

En Italia, el 25 de abril es el Día de la Liberación italiana, celebrando el día de 1945 cuando Italia fue liberada del fascismo y el control nazi. Una de las fiestas más grandes de Italia, este día se conmemora con desfiles de victoria, discursos políticos, conciertos y mucha comida. Puedes utilizar este día para enseñarle a tu hijo acerca de la historia detrás del día y para celebrar la cultura italiana a través de actividades lúdicas y educativas apropiadas para su edad.

Acerca del Día de Liberación italiana

Habla con tus hijos acerca de por qué los italianos celebran el Día de la Liberación italiana. Para los niños muy pequeños, se puede hablar de cómo Italia se encontraba bajo el control de los nazis, los "chicos malos", y cómo los esfuerzos combinados de los italianos y de las fuerzas aliadas, los "chicos buenos", ayudaron a liberar a Italia en ese fatídico día en abril. Considera el uso de marionetas de papel para ayudar a ilustrar la historia. Trata de no abrumarlos con detalles sobre la guerra que no comprendan o que los asusten. Sin embargo, podrías ayudar a los niños a leer un libro apropiado para la edad de la Segunda Guerra Mundial, que habla de Italia, como "I Will Come Back For You", de Marisabina Russo, para niños de 5 años o más. El libro cuenta la historia de una familia italiana, judía y su huida de Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

Arte y artesanías de temática italiana

Ayuda a tu hijo a hacer la bandera italiana de pasta, que es un alimento básico en Italia. Elige uno o más tipos de pasta que se utilizarán para la bandera. Pastas tubulares, como penne y pastas espirales, como fusilli son ideales. Asegúrate de que tienes pasta suficiente para cubrir un pequeño cuadrado de cartón, y divide en tres bolsas zip top. Para hacer la pasta verde y rojo, añade tres o cuatro gotas de colorante de alimentos a las respectivas bolsas, junto con una cucharada de alcohol. Agita vigorosamente hasta que toda la pasta este bien recubierta, sumando más colorante de alimentos, si es necesario. Para hacer la pasta blanca, añade pintura blanca tempera a la bolsa de la pasta y agita bien. Retira la pasta de las bolsas y deja que se sequen durante la noche en el papel de cera. Una vez que se seque completamente, haz que tu hijo pegue la pasta a la cartulina para crear la bandera. Para una artesanía educativa, haz un folleto alfabeto italiano con tu hijo. Corta el papel de tamaño carta normal en media y escribe una letra en cada hoja de papel. Escribe una palabra italiana sencilla empezando con la letra correspondiente, como una de "arance" y haz que tu niño dibuje una ilustración de la palabra, una naranja para este ejemplo, debajo de la palabra.

Cocina italiana adecuada para niños

Lleva a tu hijo a la cocina para crear agradables recetas italianas para los niños. La pizza es un favorito y es muy fácil de hacer para tu hijo. Puedes hacer tu propia masa o comprar una pre hecha para que sea más fácil. Deja que tu hijo extienda la masa y estira un poco la mano sobre un mostrador para evitar que la masa caiga al suelo. Supervisa a tu hijo, mientras esparse la salsa de tomate, queso mozzarella y sus ingredientes favoritos en la pizza. Hornea hasta que el queso se derrita y se formen burbujas y la masa esté dorada. También puedes hacer la pizza stromboli añadiendo salsa de tomate, queso y coberturas tales como pepperoni mozzarella a la masa de pizza y dobla la masa sobre él, antes de la cocción. Si estás haciendo lasaña, deja a tu hijo la capa de pasta, queso ricotta y salsa de carne en la sartén.

Celebración del Día italiano

Invita a los amigos de tu hijo a tener una fiesta del Día de la Liberación. Asegúrate de que los niños tienen una comprensión básica del significado de la celebración. Tu hijo y sus amigos pueden hacer banderas y pancartas italianas con palabras tales como "Liberación" y "Democrazia!" Entonces vamos a tener un poco de desfile por el barrio o simplemente en tu patio trasero. Jugar juegos de los niños italianos como Piovra o pulpo. Para este juego, un niño (el pulpo) se encuentra en el centro del patio. Él sólo puede moverse horizontalmente. Los niños deben correr hacia el otro lado del patio sin ser etiquetados por el pulpo. Si el pulpo etiqueta a cualquiera de los niños, se convierten en pulpos bebés, congelados en el acto. Ellos no pueden mover sus piernas, pero pueden llegar a salir y tratar de marcar otros niños cada vez que corren alrededor. Después de jugar, celebra con pizzas italianas caseras, platos agradables y simples para los niños.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por soledad gomez