Actividades para niños y cuidado dental

Para cuando tu hijo llega a los tres años tendrá una serie completa de dientes de bebé o de leche, según la American Dental Association. Aunque tu hijo eventualmente perderá estos dientes y los cambiará por unos permanentes, el camino de la vida saludable para el cuidado de los dientes comienza temprano. Ayuda a tu hijo a mantener sus dientes limpios y libres de caries con algunas actividades divertidas sobre el cuidado dental.

Actividades ADA

La American Dental Association está al frente cuando se trata de brindar información al público sobre dientes y encías saludables. Si estás buscando actividades de los profesionales, la ADA es sin dudas uno de estos lugares. Cada febrero es el mes de la salud dental de los niños de la ADA. Si el dentista de tu hijo participa en esta campaña de concientización de la salud dental, podrías recibir hojas de actividades, carteles u otros materiales para que tu hijo use en casa. Además, la ADA brinda hojas de actividades descargables como la página de la anatomía de los dientes y hojas de trabajo sobre cómo pasar hilo dental y cepillarse en su sitio web.

El experimento del huevo

Aunque cepillarse los dientes luego de una golosina o una bebida con jarabe, no siempre está en la mente de tu hijo, es una necesidad para evitar las manchas y las caries. Enséñale una lección sobre los efectos de las bebidas en sus dientes intentando un experimento para teñir un huevo. Hierve por lo menos dos huevos. Coloca uno en un vaso de leche saludable o agua y el otro en un vaso de gaseosa oscura o de una bebida azucarada poco saludable. Deja los huevos durante la noche o más. Quita los huevos de los vasos y haz que tu hijo compare. Intenta quitar las manchas de gaseosas con la pasta de dientes y el cepillo. Pídele a tu hijo que te diga qué piensa que está pasando y por qué un huevo se volvió oscuro. Habla sobre cómo cepillar los dientes quita las manchas del huevo y, de forma similar, de sus dientes.

Práctica del cepillado

Como adulto, el cepillado parece ser involuntario, pero para un niño joven, es una tarea nueva que no siempre es fácil. En lugar de esperar a que tu hijo se cepille los dientes por su cuenta desde el inicio, ayúdalo a optar por esta acción con una actividad práctica. Realiza la prueba y haz que tu hijo le cepille los dientes a su muñeca o animal relleno preferido sin la pasta real para aprender el movimiento. Luego de que haya dominado la actividad de prueba del cepillado, puede pasar a sus propios dientes. Comienza sin pasta para que aprenda el movimiento y continúa hasta un cepillado real.

Diario de cepillado

¿Tu hijo se cepilla los dientes las veces necesarias por día y por el tiempo suficiente cada vez? Mira los hábitos de cepillado de tu hijo y haz que comience un diario de cepillado. Utiliza un anotador regular o un calendario preimpreso para tener un seguimiento de cuántas veces al día se cepilla los dientes. Haz que marque cuántas veces lo hace por día. Utiliza un reloj digital o un cronómetro para mantener un seguimiento del tiempo que tarda en cada sesión. Tu hijo debería cepillarse por lo menos dos veces por día, a la manaña y antes de acostarse, por dos minutos cada vez. Además, debería cepillarse luego de las comidas y de las golosinas dulces. Al final de cada semana, observa el diario y haz que tu hijo te ayude a evaluar sus hábitos de cepillado. Ofrece pequeñas recompensas como pegatinas cuando tu hijo llegue a las metas de cepillado.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por sebastian castro