Actividades para que los niños cambien su actitud con respecto a la tarea

Quejarse sobre la tarea no es raro, pero cambiar la actitud de tu hijo sobre el tema puede hacer que sea más tolerable para toda la familia. Una mejor actitud ayuda a que tu hijo termine más rápido la tarea para que pueda hacer actividades más divertidas. Probar diferentes actividades motivacionales te ayuda a encontrar más de una que funcione mejor para la actitud de tu hijo.

Centro de tareas

Un centro dedicado a tareas le da a tu hijo un lugar para enfrentar todas esas tareas y sesiones de estudio. Un lugar en un área común de tu casa significa que puedes controlarlo y ofrecerle apoyo cuando lo necesite. Haz que tu hijo se involucre con el lugar para que se sienta más dueño del mismo. Necesitarás cosas básicas: un lugar para trabajar, elementos escolares y herramientas de organización. Aliéntalo a decorar el lugar con imágenes motivacionales y otras decoraciones que hagan que el lugar sea divertido.

Sistema de recompensa

Un sistema de recompensa motiva a algunos niños a hacer la tarea. La idea de ganar puntos y recompensas da un giro positivo a la tarea que normalmente disgusta a tu hijo. Este tipo de sistema de recompensa que utilizas depende de la personalidad de tu hijo. La National Association of School Psychologists describe sistemas simples y elaborados. En un sistema simple, tu recompensas de forma informal a tu hijo por haber terminado la tarea. Podrías decir "después de terminar esa tarea puedes hablar por teléfono con tu mejor amigo por 15 minutos extra". Un sistema elaborado utiliza tablas y puntajes para registrar sus logros de tareas. Puede ganar puntos cuando completa una tarea, trae a casa sus materiales o hace la tarea sin quejarse.

Juegos para aprender

Las sesiones de tareas no tienen que ser serias. Convertir el tema en un juego de aprendizaje le muestra a tu hijo que la tarea no siempre es aburrida. Si está estudiando para un examen, haz tarjetas de preguntas y respuestas para hacerle preguntas sobre los temas de aprendizaje. Para una tarea escrita, haz un juego de espectáculo. Configura un cronómetro o pon algo de música y alienta a tu hijo a que termine el problema antes de que suene el reloj o frene la música. Algunos niños se desploman bajo presión por lo tanto utiliza esta opción cuidadosamente. También puedes utilizar juegos para reforzar los conceptos cubiertos en la tarea. Por ejemplo, cuando esté aprendiendo la división básica, toma bloques y haz que los divida en grupos iguales. Si tiene un mejor entendimiento del concepto, las tareas futuras son más fáciles.

Estudiar en grupo

El sistema de compañero ayuda a que algunos niños disfruten su tarea. Si vives cerca de uno de los compañeros de clase de tu hijo, invítalo a estudiar con el tuyo. Los niños quieren intercambiar las ideas entre sí y podrían ayudarse a entender los conceptos de una forma nueva. Un problema potencial es que pierdan el foco o que hablen sobre otra cosa que la tarea. Ayuda al compañero de estudio a concentrarse permitiendo algunos tiempos de descanso. Quizás tengas que probar algunos compañeros de estudio diferentes antes de encontrar el que funcione bien con tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por aldana avale