Actividades para que un niño haga un libro

Los niños tienen una afinidad natural por los libros, y acurrucarse con uno de sus padres para una sesión de lectura por la noche es seguro que será una actividad muy querida. No importa la edad de tu hijo, puedes aumentar su interés por la lectura ayudándole a crear su propio libro hecho a mano. Dependiendo de la edad de tu hijo, tu estado de ánimo y la cantidad de tiempo libre que tengas disponible, puedes elegir una actividad de encuadernación desde lo simple hasta lo más complejo.

Libro de recuerdos con una caja de cereal

Puedes hacer un libro de recuerdos con una caja vacía de cereal. Comienza por cortar la parte superior, la parte inferior y un lado de la caja. Si tu hijo tiene la edad suficiente para manejar las tijeras de seguridad para niños, él puede cortar. Mantén las partes delantera, trasera, lateral y restante en una sola pieza pues esto se convertirá en la portada del libro. Tu hijo puede decorar la tapa pegándole papel de regalo. Para hacer las páginas, corta trozos de una bolsa de papel de un tamaño ligeramente más pequeño que la parte delantera de la caja de cereal. Haz dos perforaciones en la parte delantera de la caja y las dos perforaciones correspondientes en la parte posterior. Haz también las perforaciones correspondientes en cada página. Muéstrale a tu hijo cómo pasar un cordón, agujeta o estambre a través de las perforaciones por la parte superior de la cubierta, por cada una de las páginas y la contraportada. Pasa el cordón de regreso por las perforaciones de al lado, de atrás hacia adelante. Ata el cordón en un moño en la parte delantera.

Libro "Peek-A-Boo" ("¿dónde estoy?")

Es fácil hacer un simple libro "peek-a-boo" ( "¿dónde estoy?" ). Coloca cuatro hojas de papel blanco una sobre otra, y dóblalas por la mitad para hacer un cuadernillo. Engrapa a lo largo del pliegue. Escribe una pregunta en cada página interior de la izquierda, como "¿quién está rebotando la pelota?" Dibuja o pega en la página de la derecha una imagen que responda a cada pregunta. Haz una solapa sobre cada imagen cortando un pedazo de papel y deja que tu hijo la pegue en el borde para que se abra como una puerta. Haz que tu niño te ayude a hacer una cubierta de libro doblando un pedazo de cartulina por la mitad y colocando las páginas del libro en el centro. Engrapa el libro por el borde izquierdo de la cubierta para que quede encuadernado.

Libro de tela

Para hacer un libro de tela, comienza cortando dos trozos de cartón, de 6 1/2 por 9 1/4 pulgadas (16,6 por 23,6 cm) cada uno. Corta cinco hojas de papel de 5 1/2 por 8 1/2 pulgadas (14 por 21,7 cm) cada una y dóblalas por la mitad. Cóselas para juntarlas con una aguja e hilo, a lo largo de la parte interior de la tapa. Corta un pedazo de tela de 12 por 16 pulgadas (30,7 por 40,9 cm) Coloca las dos piezas de cartón una junto a otra en la parte de atrás de la tela, dejando 1/4 de pulgada (0,6 cm) entre ellas. Que tu hijo pegue el cartón a la tela, doblando las esquinas de ésta hacia adentro primero, y pegándolas en el cartón. Haz que tu niño coloque las páginas entre las cubiertas de cartón con el lomo de las hojas en el espacio que quedó entre las dos tapas. Podrá entonces pegar las páginas inicial y final a las piezas de cartón por la cubierta interior.

Encuadernación simple

Si tienes poco tiempo y tu hijo por ser chiquito, tiene cortos lapsos de atención, trata con una actividad de encuadernación muy simple. Apila algunas hojas de papel y dóblalas por el centro. Perfora tres agujeros a través de las páginas cerca del pliegue. Pasa los extremos de una cuerda o lazo de colores a través de los orificios superior e inferior de la parte trasera. Presiona los dos extremos a través del orificio central y átalos en un moño en la parte posterior de tu libro. En pocos minutos, el niño podrá empezar a decorar su propio libro hecho a mano.

Más galerías de fotos



Escrito por joann macdonald | Traducido por lourdes villaseñor