Actividades para niñas sobre la gentileza

Algunas niñas nacen con una naturaleza apacible inherente, mientras que otras que pueden hacerte recordar ese proverbial toro en una vajilla de porcelana. Sin embargo, la gentileza abarca muchos significados incluyendo la sensibilidad hacia los demás, la compasión y la bondad. El cuidado de la Tierra es otra forma de gentileza. Hay muchas actividades que pueden ayudar a enseñar a una niña a ser gentil, tanto hacia los demás como hacia el mundo en que vive.

Mascotas

Muchas veces, la primera mascota de una niña es su primera oportunidad de practicar la gentileza. El cuidado de las mascotas, tales como peces de colores y aves, es una manera fácil de introducir a tu hija a proveer las necesidades básicas de la mascota, así como tratar a la mascota con cuidado para no dañarla. Los perros y gatos implican una mayor interacción y requieren más cuidado. Deja en claro a tu hija que una mascota depende de su dueño en cuanto a la comida y el amor. Muéstrale a tu hija cómo acariciar a un perro, cepillar el pelaje de un gato y quitar pegatinas de una pata. Explícale lo importante que es no dañar a su mascota y cómo debe dar un toque de amor. Visita un hogar de ancianos local y deja que tu hija comparta su mascota con los residentes solitarios. Si no tienes una mascota, lleva a tu hija a un zoológico de mascotas, háganse voluntarias en un refugio de animales, construyan una fuente para pájaros en el jardín, o cuiden a las mascotas de los que tienen vacaciones para ofrecer a tu hija lecciones en el manejo y cuidado de los animales .

Tendiendo una mano

Cuando alguien está herido, la gentileza juega un papel importante en la recuperación. La próxima vez que coloques un vendaje a tu hija, ve un poco más allá. Muéstrale cómo poner en práctica la gentil aplicación de vendajes en una muñeca o animal de peluche. Juntas gentilmente mezan al juguete "lesionado" y canten una canción favorita para aliviar su dolor. Visiten a una amiga confinada a su hogar para alistar a tu hija en ayudar con las tareas como cargar el lavavajillas, barrer el suelo o sacar la basura. Preparen una comida juntas y sorprendan a una nueva mamá. Anima a tu hija adolescente a donar ropa que ha dejado de usar a una organización benéfica local. Sugiere que deposite sus monedas en una máquina expendedora para sorprender al próximo cliente. También puedes animar a tu hija a donar parte de su propio dinero a los necesitados.

Modales

Algunas de las actividades más gentiles implican el uso de las buenas costumbres y no comportarse impetuosamente. Enseña a tu hija la importancia de agradecer a la gente, pidiendo educadamente y esperando su turno. Demuestra los modales a través de tus propias acciones. Muerde tu lengua si estás en un apuro y atrapado en el tráfico. No hagas comentarios groseros a un camarero si el servicio es lento y poco profesional. Ayuda a tu niña a hacer una tarjeta de agradecimiento escrita a mano para un profesor que la ha inspirado. Comparte una broma disparatada y anima a tu hija a hacer reír a alguien que se siente triste, repitiendo la broma. Practica abrir las puertas a las personas y convierte en un hábito el felicitarse por un trabajo bien hecho.

Ambiente

Hay muchas actividades que ayudan al medio ambiente y enseñan la dinámica de la gentileza. Coge una bolsa de basura y guantes, recoge la basura del patio de una escuela o un parque. Anima a tu hija a ser voluntaria para ayudar al conserje de la escuela con la limpieza del comedor. Enjuaga artículos reciclados y llévenlos juntas al centro de reciclaje más cercano. Recojan latas de refresco y deposítenlos en los contenedores de redención. Planten un jardín para reducir la cantidad de alimentos enlatados que consumen. Camina o viaja en bicicleta con tu hija siempre que sea posible, en vez de usar el coche.

Más galerías de fotos



Escrito por anne reynolds | Traducido por gloria soto