Actividades de motricidad fina para bebés

Los bebés comienzan a crecer y cambiar inmediatamente después del nacimiento. Según Kids Health, los bebés comienzan a desarrollar las actividades que necesitarán más adelante en la vida tan pronto como nacen. Comienzan aprendiendo las habilidades motrices gruesas, o las que involucran primero a todo el cuerpo, como darse vuelta. Kids Health señala que el perfeccionamiento de esas habilidades lleva a las habilidades motrices finas. Es necesario que los bebés realicen muchas actividades que les permitan desarrollar y mejorar estas habilidades motrices finas.

Jugar con sus juguetes

Los bebés aman mirar los juguetes y ver a sus padres mostrarles cómo funcionan. Kids Health sugiere que los padres sostengan los juguetes sobre el bebé para estimularlos a alcanzarlos. Alcanzar es una habilidad importante que lleva finalmente a tomar los juguetes, una habilidad motriz fina. Los gimnasios para bebés son otros juguetes que pueden estimular el desarrollo de las habilidades motrices finas como alcanzar y agarrar. Permiten al bebé estar acostado sobre su espalda y mirar y alcanzar una variedad de juguetes diferentes.

Boca abajo

Estar boca abajo puede estimular tanto las habilidades motrices gruesas como finas, según afirma Kids Health. Estar en esa posición estimula al bebé a mantener su cabeza levantada y mirar alrededor, dos habilidades importantes que llevan a mejorar las habilidades motrices finas. Colocar juguetes fuera de su alcance puede motivar a que el bebé trate de moverse hacia adelante y alcanzar y agarrar el objeto. A medida que los bebés se vuelven mejores alcanzando y agarrando, aprenderán a dar vuelta el juguete para inspeccionarlo y pasarlo de mano en mano, también dos importantes habilidades motrices finas.

Juego y exploración

Los bebés están interesados en cualquier cosa con la que toman contacto. Healthy Children recomienda que los padres interactúen con sus bebés y les permitan tiempo para explorar de forma independiente para formar las habilidades motrices finas. Por ejemplo, jugar a esconderse y aparecer o "patty cake " puede ayudar a mejorar las habilidades motrices finas. Llevar al bebé caminando por la casa y señalarle objetos también estimulará el desarrollo de estas habilidades motrices cuando el bebé se incline hacia adelante y trate de alcanzar y tomar el objeto. La exploración también puede estimular el desarrollo de habilidades motrices finas, según afirma Healthy Children. Proporcionarle al bebé una variedad de juguetes diferentes lo suficientemente grandes para que no entren en su boca, así como otros objetos interesantes y seguros estimulará el desarrollo de las habilidades motrices finas, al tiempo que aprenderá lo que el juguete u objeto puede hacer. Dejar al bebé poner su pie en la boca también estimula el desarrollo motor fino.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por maria eugenia gonzalez