Actividades que mejoran la exploración en los niños

La exploración es una forma privilegiada para que los niños hagan sus propios descubrimientos, resuelvan problemas y adquieran nuevos conocimientos. Hands-On, exploraciones interactivas que fomenten la investigación y el juego sensorial, puede ayudar a los niños, de acuerdo con los expertos en desarrollo infantil de PBS Parents, a construir nuevas habilidades de vocabulario e incluso a aprender sobre el método científico. Aunque la ciencia sea un área clave de desarrollo de la exploración, no te olvides de utilizar otro tipo de actividades como el arte o el movimiento también.

Exploraciones científicas

Tanto para los niños pequeños como para los adolescentes, la ciencia es una manera fácil de ayudar a los niños a explorar el mundo que les rodea. Los niños más pequeños pueden disfrutar las exploraciones científicas sencillas que les permitan investigar cómo se transforma la materia física, o acerca de los cambios, como el deshielo o la congelación del agua. Los niños mayores pueden querer probar experimentos más complejos, como dejar caer trozos de piedra caliza, y algunos otros tipos de rocas, en vinagre. El sitio web The National Geographic Kids señala que los niños que intenten esta exploración van a ver burbujear la roca caliza, mientras que los otros niños no. Además, tanto los niños más jóvenes como los más grandes podrán participar en el método científico durante sus exploraciones. Esto significa que podrán hacer una pregunta, crear una hipótesis o teoría, usar la exploración para probar la hipótesis y analizar las observaciones y los resultados del informe.

Actividades de arte

Las actividades de arte basadas ​​en procesos son de carácter exploratorio. En lugar de centrarse en hacer "algo" o en crear un producto específico, el arte basado en procesos permite a los niños de todas las edades explorar su propia creatividad, así como los materiales artísticos. Por ejemplo, puedes darle a tu hijo pintura de los tres colores primarios, rojo, amarillo y azul, junto con diferentes tipos de papel, pinceles, rodillos y esponjas para alentarlo a realizar exploración artística. Otras actividades artísticas basadas en procesos incluyen jugar con arcilla, cortar papel o experimentar con las líneas, remolinos y garabatos que los crayones y rotuladores pueden hacer.

Juego sensorial

Las actividades que involucran los sentidos del niño, como el tacto, la vista, el oído, el olfato y el gusto, son exploraciones ideales. ¿Qué mejor manera tiene el niño de explorar su mundo que a través de sus sentidos? Los expertos de PBS Parents sugieren que los padres permitan que los niños que empiezan a caminar o que son más pequeños exploren practicando actividades lúdicas sensoriales básicas, como recoger y verter agua o tocar objetos que tienen diferentes texturas. Los niños que están en edad preescolar y mayores pueden profundizar más y probar una actividad huele-y-adivina en la que se exploran diferentes aromas como la vainilla o el limón, o se descubre cómo diferentes objetos, como un vaso de agua y un tenedor o un tambor, hacen diferentes sonidos.

Movimiento

El movimiento creativo puede permitir que tu hijo explore las complejidades del cuerpo humano, junto con conceptos como el ritmo y el tempo. Como el arte basado en procesos, el movimiento creativo se centra más en la forma en que el niño está en movimiento, en lugar de hacer "algo" concreto. En lugar de exigir que tu hijo siga pasos o una rutina, déjalo bailar, moverse y fluir por su cuenta. Utiliza la música o haz que tu hijo invente sus propios ritmos con los pies o las palmas de las manos. Esto le ayudará a explorar la forma en que su cuerpo puede moverse y cómo se mueve en el espacio.

Más galerías de fotos



Escrito por erica loop | Traducido por lourdes villaseñor