Actividades de medición para niños pequeños

Tus niños pequeños no necesitan ser genios matemáticos para comenzar a aprender el concepto de medición. Puedes utilizar palabras como "más grande" o "más pesado" para comparar objetos familiares y utilizar ayudas visuales y sensitivas como trozos de cuerda, ladrillos de juguete y agua, para demostrar diferentes distancias, volúmenes y tamaños.

Medir el peso

Tu hijo pequeño puede no entender los números en las balanzas pero igualmente le puedes mostrar cómo medir el peso. Cuando hornean juntos, habla sobre cómo las balanzas te muestran "cuánta" harina necesitas y luego muéstrale cómo se mueve la aguja a medida que colocas más harina. Haz que se pare en la balanza del baño y coloca una pegatina donde está su peso. Ahora, párate sobre la misma para mostrarle qué tan lejos está tu peso alrededor de donde está la pegatina. Haz lo mismo con su oso de peluche y algunos otros juguetes. Dale una manzana en una mano y un globo en otra y pregúntale "¿Cuál es más pesado?". Dile que pruebe con otros de sus juguetes.

Medir longitudes

Muéstrale a tu niño pequeño cómo utilizar una regla o cinta métrica para ver "qué tan grandes" son los objetos. Ayúdalo a hacer una regla de papel con una tira larga de papel (pega hojas juntas o utiliza un rollo). Tu hijo puede colocar cosas sobre el papel y marcar qué tan lejos llegan. Puede dibujar su muñeca o varita de juguete al lado de su marca. Desafíalo a alinear los objetos según el largo (utiliza objetos que sean de formas similares, como un lápiz, un crayón, una cuchara, un palillo y un sorbete). También puedes ayudarlo a medir longitudes utilizando trozos de cuerda, cortando cada uno al largo de cada objeto. Cuando los alinee sobre la mesa, será más fácil ver cuál es el más largo.

Medir líquido

Haz que tu hijo pequeño coloque nieve o cubos de hielo en un envase transparente y marca a dónde llegan con una pegatina o línea de bolígrafo. Espera a que se derrita para ver hasta dónde llega el agua. Déjalo que coloque un envase transparente afuera para ver cuánta agua de lluvia atrapa. Coloca los ingredientes en un tazón de agua para ver cuánta agua puede contener (una esponja, una media, una bola de algodón y un pequeño juguete de algodón funcionan bien). Ayuda a tu hijo a escurrir el agua en un contenedor transparente y marca la línea del agua antes de vaciar y probar con el siguiente elemento.

Medir la distancia

Tu hijo pequeño quizás adore utilizar sus pasos para medir algunas distancias familiares, aunque probablemente necesites ayudarlo a contar. ¿Cuántos pasos hay desde su dormitorio hasta el baño? ¿Tu baño está más cerca? Los números de ladrillos puede ser otra forma para medir distancias en una forma que va a entender. Coloca ladrillos de extremo a extremo desde la silla hasta la puerta, ahora déjalos a un lado y haz lo mismo desde un costado del ambiente a otro. Contar todos esos ladrillos será confuso pero puede ver cuál es la pila más grande de ladrillos.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa walker | Traducido por aldana avale