Actividades de luz y oscuridad para niños

Los niños aprenden las diferencias entre la luz y la oscuridad experimentando la luz interior y exterior, así como observando y discutiendo experimentos sencillos. Mediante el uso de objetos de uso cotidiano, tales como linternas, varas brillantes o incluso la luz de un teléfono celular, los niños ven cómo se produce la luz y cómo la falta de luz produce oscuridad.

Fuentes de luz

Algunos experimentos simples demuestran las diferencias entre la luz y la oscuridad. Recorta un agujero en el lado de una caja de zapatos. Corta una abertura cuadrada en la tapa y deja un lado intacto para que la aleta se pueda abrir y cerrar. Cubre la abertura con un envoltorio plástico y crear un escenario dentro de la caja. Después de cerrar la caja, los niños se asoman por el orificio pequeño y no ven nada, lo que indica oscuridad. Mientras el niño continúa viendo por el el agujero, abre el alerón de la tapa, para dejar entrar la luz. Los niños observarán cómo la luz afecta la manera en que pueden ver objetos del mundo.

Explorar la luz natural

Los meses de invierno son maravillosos para que los niños exploren la luz natural. Durante el día, pueden explorar su propia sombra y las que crean los objetos de la naturaleza. Las sombras son más largas en esta época del año ya que el sol está bajo en el cielo. Los adultos también pueden señalar las diferencias entre la luz de un día nublado y la de un día soleado. Haz que los niños observen una puesta de sol durante un período de tiempo. Toma fotografías todo el tiempo que dura la puesta del sol y más tarde invita a los niños a que traten de ponerlas en orden.

Jugando con las fuentes de luz

Utiliza la oscuridad para ayudarte a enseñar sobre la luz. Usando retroproyectores, linternas o incluso un teléfono celular, puedes configurar una pantalla de luz para enseñar sobre la luz y la oscuridad. Haz que los niños se sienten en medio de la habitación. Cubre una linterna con una manta, enciende la linterna y luego apaga todas las luces. Hable con los niños sobre lo que ven y cuánta luz se emite. Retira la manta. ¿Cómo cambia la luz? Mira qué pasa si enciendes las luces de nuevo.

Diversión con la luz después del anochecer

Los niños aprenden sobre la luz jugando y explorando después del anochecer. Comienza con un juego de “las traes” con linterna y observa cómo rebota la luz en los árboles y otros objetos mientras juegan. Cocinar malvaviscos mientras se sientan alrededor de una fogata permite a los niños a ver el resplandor de la luz del fuego en la oscuridad. No esperes al cuatro de Julio para estrenar las varas de luz. Los niños pueden jugar con ellos en cualquier noche oscura. Dar un paseo a la luz de la luna o simplemente observar lo las varas de luz en la oscuridad permite a los niños a aprender acerca de las diferencias entre luz y oscuridad.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberlee broaddus | Traducido por jorge escobar