Actividades de jeroglíficos para niños

Los antiguos egipcios utilizaban imágenes para representar objetos, acciones, sonidos e ideas. Esta forma de escritura se llama jeroglíficos. Más de 700 jeroglíficos fueron utilizados, algunos representando palabras completas y otros representando una letra o un sonido. No serás capaz de aprender cientos de jeroglíficos en un día, pero puedes introducir tu hijo al arte de los jeroglíficos con algunas fascinantes actividades.

Introducción a los jeroglíficos

La palabra jeroglífico se deriva de la palabras griega "hieros", que significa "santo" y "glyphe", que significa "escritura". Los egipcios no siempre escribían de izquierda a derecha, tienes que mirar de cerca los jeroglíficos para averiguar cómo leerlos. Por ejemplo, si un animal mira a la derecha, lee las imágenes de derecha a izquierda. A veces las imágenes se escriben verticalmente. Los jeroglíficos eran a menudo escritos en tinta sobre caña de papiro, una planta del pantano que era aplastada, secada y con la que se solía hacer páginas. Los egipcios también tallaban jeroglíficos en piedra y los pintaban en las paredes de las tumbas.

Haz un "cartouche"

Crea un "cartouche"con el nombre de tu hijo. Los egipcios hicieron "cartouches" ovalados para acentuar los nombres de los faraones, reinas y otras personas de alto rango. Imprime una llave mostrando jeroglíficos y las letras y sonidos que representan. O busca un traductor en línea de nombres egipcios. Dibuja o recorta los jeroglíficos con el nombre de tu hijo. Organiza los jeroglíficos verticalmente sobre un trozo de cartulina amarilla u papel de envolver dorado. Respalda tu "cartouche" con un cartón delgado y córtalo en forma ovalada.

Tableta de jeroglífico

Crea una tabla de piedra y escribe jeroglíficos. Usa arcilla comercial autoendurecible o haz un lote de pasta de sal o arena. Amasa un poco de acrílico o pintura de cartel en la masa o arcilla si deseas cambiar el color. Aplana la masa en una losa de media pulgada de espesor. Córtala en un rectángulo usando un cuchillo de plástico. Talla jeroglíficos sobre la masa con un cuchillo de plástico o un palillo. Haz puntos con la punta de un lápiz y depresiones con el pulgar. Deja secar al aire la piedra, vuelve después de unas horas y gírala para que ambos lados estén secos.

Arte de jeroglíficos

Haz que tu hijo elija una palabra o dos que desee representar en jeroglíficos. Debe ser algo significativo, tal vez "feliz", "danza" o "estrella del fútbol". Las palabras se traducen en jeroglíficos. Dibuja las imágenes en el centro de una cartulina u hoja de papel con tinta negra. Crea un marco o simplemente cuélgalo en la pared del dormitorio. También puedes decorar otros objetos alrededor de la casa con jeroglíficos como una bolsa de comida de papel, una camiseta o un simple bolso.

Más galerías de fotos



Escrito por joann macdonald | Traducido por paulina illanes amenábar