Actividades infantiles para pedir permiso

Una de las bases del respeto involucra el pedir permiso de otras personas antes de hacer alguna actividad que pueda ser peligrosa o que pueda incluir meterse en los límites de otras personas. Ayuda a tu hijo a aprender qué situaciones o circunstancias requieren permisos creando lecciones y actividades que se centran en pedir permiso.

Discusión del permiso

Los niños deben recibir algo básico sobre los permisos para que entiendan las situaciones que requerirán de uno. Generalmente, cualquier actividad que involucre la seguridad debe involucrar un permiso, según Maren Schmidt, M.Ed, autora de un libro sobre el método de educación Montessori. Esto debe incluir el salir a jugar o ir a la cada de un amigo. Los permisos son necesarios para actividades que involucran la propiedad de los demás, como pedir prestado algo. Los ejemplos pueden incluir el tomar prestado el libro de un hermano o usar las tijeras de mamá. Pide a tus hijos que te den ideas adicionales de situaciones que requieren un permiso y haz una lista de las situaciones que piensan como grupo.

Por favor y gracias

Habla sobre las "palabras mágicas" que generalmente acompañan a una conversación sobre permisos, sugiere Nancy Jolson Leber, autora de "Easy Activities for Building Social Skills" (Actividades sencillas para construir habilidades sociales). La persona que pide el permiso debe decir, "por favor", cuando lo está solicitando. Después de recibir el permiso, la respuesta correcta es "gracias" y la frase final debe ser "De nada." Haz que tus niños practiquen diciendo "Por favor" y "gracias".

Practicando el pedir permiso

Pedir permiso puede ser más fácil practicando. Usando la lista de ideas que crearon, elige una situación para representarla juntos. Empieza por pedir permiso para modelar el proceso para tus hijos. Por ejemplo, si la situación involucra el pedir prestada la bufanda de alguien, procede así: "¿Podrías prestarme tu bufanda el día de hoy, por favor? Las rayas combinan con mi playera perfectamente. Prometo que te la daré en la noche." La otra persona debe decir, "Está bien, pero no la ensucies." La otra persona debe contestar, "Cuidaré bien de ella. ¡Gracias!." La respuesta será, "De nada". Continúa practicando con otras situaciones de tu lista.

Mamá, ¿puedo?

El viejo juego de "Mamá, ¿puedo?" puede ser ideal para divertirse y practicar el pedir permiso. Empieza el juego contigo como la "madre" y los niños en fila frente a ti- a cerca de 20 o 30 pies (6 ó 9 metros) de donde estás sería perfecto. Dile a los niños que les darán instrucciones específicas para que se muevan alrededor del área que los separa de ti. Siguiendo tus instrucciones y pidiendo permiso apropiadamente, pronto te alcanzarán. Empieza el juego diciendo a un niño que debe dar dos pasos de gigante hacia ti. Antes de que lo haga, debe preguntar: "Mamá, ¿puedo?" Tú responderás, "puedes" y entonces podrá moverse. Si pregunta, "¿puedo dar dos pasos de gigante?" Tú responderás "No, no puedes." Y deberá regresar a la línea de inicio. Entonces deberá preguntar, "Mamá, ¿puedo dar dos pasos de gigante?" Tú responderás, "Sí, tu puedes".

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por esteban arenas