Actividades de la guardería en la iglesia

Estructura es la receta para un ambiente agradable y seguro de los feligreses más pequeños. Mientras mezclas el tiempo de juego con el tiempo de relajación, marcarás la tónica para tus pequeñas cargas. Proporciónales una experiencia agradable en la guardería para que los niños quieran volver, y sus padres puedan concentrarse en el sermón sin preocuparse por lo que ellos estén haciendo.

Construcción del Muro de Jericó

Involucra a todos los infantes en una temprana lección en equipo, mientras ganas sus mentes. Coloca capas de bloques de madera o bloques gigantes entrelazados para crear un muro de Jericó. Si tienes demasiados niños para que cooperen con el "muro", sepáralos para crear varias torres. Ellos aprenderán rápidamente que colocar bloques de construcción derechos en una línea delgada es menos estable que una creación redonda o cuadrada.

Tiempo de cantar en círculo

Tomen un descanso de los juegos prácticos para reunirse en un círculo para la música. Incluso si los niños no pueden seguir una melodía por el momento, disfrutarán de imitar los movimientos de la mano que modelas para ellos. Enséñales a tus jóvenes pajaritos clásicos como "Cristo me ama", "Esta pequeña luz mía" y "Padre Abraham." Lo más probable es que no recuerden lo que es derecha o izquierda, pero les estás dando a los más pequeños la oportunidad de sacudirse, mientras tuercen y estiran las partes de sus cuerpos.

Ejercito Marchando

Los niños pequeños son un poco jóvenes para un himno de marcha triunfal, pero aún apreciarán seguir al líder en un ejército que marcha como los israelitas. Deja que los niños se turnen para decidir qué debe hacer el "ejército" a continuación, saltar con un pie, bailar o rebotar. Hazte un favor, y mantén a un adulto como el líder de este desfile, o puede transformarse rápidamente en una muchedumbre masiva. Si la guardería está lo suficientemente lejos del santuario, saca algunos instrumentos para tus pequeños manifestantes, como panderetas, campanas y agitadores.

Merienda y tiempo de lectura

Para restaurar el orden en el dominio de la guardería antes de que los padres vuelvan a un reino del caos del juguete. Canta una canción de limpieza, mientras que los niños ponen los juguetes en sus cajas, y luego pídeles que se sienten en una línea. Pueden practicar diciendo "por favor" y "gracias", mientras les repartes galletas o galletas saladas con queso. Consulta con los padres cuando registren cualquier alergia. Una vez terminada la merienda, lee algunos libros de la Biblia, mientras que los pequeñitos esperan a sus padres.

Más galerías de fotos



Escrito por laura roberts | Traducido por rafael ernesto díaz