Actividades de golpeo para niños

Si tu hijo te hace subir a una pared, ofrece algunas actividades de golpeo. Estas actividades ayudan a los niños a liberar energía y a desarrollar la coordinación entre ojos y manos, además de ejercitar las funciones motrices del cuerpo. También, los colaboradores de National Association for the Education of Young Children señalan que los niños aprenden mejor a través del juego, porque pueden manipular objetos y ver cómo sus acciones afectan al mundo en que viven. Con estas actividades de golpeo, tu hijo aprenderá mucho y podrá descansar de su comportamiento hiperactivo.

Plastilina

La plastilina, ya sea hecha en casa o comprada en una tienda, es perfecta para unas manos pequeñas que quieren explorar. Pon a disposición de tu hijo trozos de diferentes tamaños de plastilina. Muéstrale cómo golpear la plastilina con el puño cerrado o con la palma de la mano. Pon a su disposición utensilios de plástico del tamaño adecuado a su edad o martillos para que pueda golpear la plastilina. Una vez que haya vaciado toda esta energía, podrá moldear o esculpir con plastilina diferentes formas y objetos, manteniéndose entretenido durante mucho tiempo.

Clavijas

Muchas tiendas venden clavijas de madera que tu hijo puede golpear, pero éstas son muy fáciles de hacer por ti mismo. Guarda los restos de las cajas de embalaje de espuma de poliestireno o compra un poco en una tienda de materiales para artesanías. Con un martillo de plástico para niños muestra a tu hijo cómo puede hacer soportes para bolas de golf en la espuma de poliestireno. Cuando el niño haya terminado de golpearlas todas pídele que la desclaves, esto mejorará sus habilidades motrices. Si el clima se presta, busca el lugar más alto de tu jardín. Lleva los soportes y el martillo a ese lugar y deja que los clave en el suelo hasta que quede satisfecho.

Golpear hojas

Golpear las hoja es una actividad maravillosa para aliviar la frustración y la energía reprimidas, especialmente durante los meses de otoño. Pide a tu hijo que salga a la calle y recoja hojas. Coloca un pedazo de madera sobre una mesa o en el suelo, después coloca una toalla de papel, un trozo de papel o de tela; las hojas y nuevamente otra toalla de papel. Anima a tu hijo a que empiece a golpear sobre las hojas lentamente hasta aumentar gradualmente los golpes. Una vez que haya logrado una impresión perfecta, separa la toalla de papel o de tela. Espera hasta que seque antes de retirar los restos de hoja.

Música

Si puedes soportar el ruido, da a tu hijo algunos instrumentos musicales para golpear. Los tambores de juguete son una excelente opción. Si no tienes ninguno, utiliza objetos caseros. Dale a tu niño ollas, recipientes de plástico o cualquier cosa hecha de acero. Él puede golpear los objetos con una cuchara de madera y descubrir los diferentes sonidos que hace cada uno. O bien, dale dos cucharas de madera para golpear una contra la otra. Otros instrumentos de calidad que tu hijo puede golpear son los platillos y los tambores.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por xochitl gutierrez cervantes