Actividades de gimnasia en el salón de clases

Una serie de actividades de gimnasia se pueden traducir en un ambiente de salón de clases agradable. Funcionan bien porque requieren un mínimo de equipo o ninguno y pueden caber en espacios confinados dentro de un salón lleno. Estas actividades no sólo proporcionan a tus estudiantes la oportunidad de divertirse, sino que también ayudan a mejorar sus habilidades de comprensión, pensamiento crítico y habilidades motoras, y aumentan su nivel de condición física. Ya sea que tu escuela carezca de espacio de gimnasio, o simplemente quieras dejar que tus estudiantes gasten energía en el aula, prueba estos juegos.

Bola silenciosa

La bola silenciosa es una actividad con todos los aspectos competitivos y atléticos de una actividad de clase de gimnasia, pero diseñada específicamente para el salón de clases. A los maestros les encanta este juego porque los estudiantes deben permanecer en completo silencio, o haciendo pantomima, durante el juego, y a los estudiantes les encanta porque pueden sentarse en sus escritorios y lanzar una pelota en el salón de clase. Este juego también permite a los estudiantes practicar su enfoque, el objetivo y la precisión. Si la pelota es lanzada hacia ti, debes cogerla y tirarla a otro estudiante que esté sentado en su escritorio. Si se te cae la pelota o tiras tan alto o lejos que el otro estudiante no pueda agarrar la pelota desde su escritorio, estás fuera y vuelves a sentarte en tu silla permaneciendo en silencio. Si hablas en algún momento del juego, también estás fuera. Ganas si eres el último sentado en su escritorio.

Cuatro esquinas

Otro juego que funciona bien en un salón de clases, y se ajusta para la clase de gimnasia se llama Cuatro esquinas. Para jugar, los maestros y estudiantes enumeran las esquinas del salón de uno a cuatro. Una persona, generalmente el profesor, cierra los ojos y una cuenta para atrás desde 30 en el centro del salón. El sitio web de Education World explica que mientras que estés contando, todos en el salón se van a una de las esquinas y se quedan allí esperando. La persona en el centro dice un número antes de abrir los ojos. Si estás en el número esquina que se dijo, debes sentarte en tu escritorio. Si todavía estás dentro, continúas jugando así hasta que sólo quede una persona.

Adivina el animal

Es un juego activo de aula dirigido a los niños más pequeños, también conocido como "¿Qué clase de animal eres?" en el sitio web PR Central. Esta actividad estimula a los estudiantes a usar su imaginación, así como su cuerpo, tratando de moverse como ciertos animales. Este juego se puede jugar de diferentes maneras. Pueden disfrutar poniendo música y moviéndose como diferentes animales en grupo, o seleccionando un estudiante para representar un animal, mientras que el resto de los estudiantes tratan de adivinar.

Simón dice

Al ser un juego clásico que funciona bien en gimnasios y salones de clase también, Simón dice se puede jugar sin ningún tipo de materiales o equipo. En este juego, una persona, por lo general el maestro, es el encargado de dar órdenes de movimiento que los estudiantes siguen. Se supone que pueden moverse sólo cuando el profesor dice "Simón dice". Si se mueven cuando el profesor no lo dice, están fuera y deben regresar a su asiento. Dick Moss, director de PhysicalEducationUpdate.com, recomienda realizar esta actividad en un juego de fitness. Para ello, da órdenes tales como "Simón dice hacer 10 saltos," o "Simón dice dame cinco flexiones de brazos."

Más galerías de fotos



Escrito por ann bartkowski | Traducido por lourdes villaseñor