Actividades de galope para niños

El galope no es realmente un salto, un deslizamiento o un brinco, sino que es una combinación de las tres y le da los más jóvenes muchas oportunidades para desarrollar la motricidad gruesa. Mientras que podrían parecer movimientos rudimentarios al principio, al incorporar algo de entretenimiento y actividades de galope atractivas, tu hijo habrá dominado esta aptitud locomotora compleja.

Camino de obstáculos

Con un gran espacio vacío y algunos obstáculos creativos, puedes ayudar a tu hijo a practicar el galope rápido y lento además de otros movimientos que quisieras incorporar. Si es un día de sol de verano, organiza la pista de obstáculos en el patio y haz que tu hijo galope de los triciclos a los toboganes, que corra alrededor del arenero y que luego vuelva galopando. Utiliza todo el espacio del parque para incorporar la mayor actividad física posible. Si estás buscando una actividad en una tarde lluviosa, organiza el camino de obstáculos en la sala de juegos del sótano haciendo que tu hijo galope por los distintos centro de juguetes y que complete una actividad en cada uno.

Carreras

Cuando estás entreteniendo a más de un niño, o sientes que estás trabajando con tus propias aptitudes de galope, organiza algunas carreras para el desarrollo de aptitudes y para divertirse. Realiza un tablero de galope simple a través del parque para cada niño joven o haz que las carreras sean un poco más interesantes para los niños mayores con algunas modificaciones. Puedes convertir una simple carrera en una carrera de postas para un grupo, haciendo que los niños intenten balancear objetos mientras galopan por el parque o que se sujeten de las manos y galopen en círculos mientras se mueven gradualmente de un extremo del parque al otro.

Juegos de detención rápida

Realiza algunas pequeñas modificaciones a los juegos tradicionales como el baile congelado y tendrás una nueva actividad para ayudar a que tu hijo perfecciones sus aptitudes de galope. Haz que tu niño galopee alrededor del ambiente con la música y que se detenga cuando la música desaparezca. Puedes usar el juego de "detenerse y salir" de la misma manera para ayudar a que tu hijo desarrolle su capacidad motriz. Una vez que tu hijo comprenda cómo se juega, hazlo un poco más interesante haciendo que galope a ritmos diferentes, haciendo movimientos exagerados o que tenga que hacer sus pasos lo más pequeños posible.

Juego imaginario

Ayuda a que tu hijo domine el arte de galopar con un poco de juego imaginario. Ataque el cesto de disfraces para transformar a tu hijo en un vaquero a la antigua, un sheriff del lejano oeste o un caballero de armadura brillante, preparándose para entrar en batalla. Ahora es hora de montar su poderoso corcel para reunir el ganado, perseguir a los malos o librar una guerra contra el enemigo en su reino imaginario. Cada una de estas escenas imaginarias le da una oportunidad de practicar el galope y de desarrollar la motricidad gruesa.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por sebastian castro