Actividades de flexibilidad para niños

Una recompensa que tu hijo puede cosechar de la actividad física es el incremento de su flexibilidad. De acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría, los niños se hacen más ágiles cuando pueden estirarse y mover sus cuerpos con un movimiento de rango completo. Animar a los niños a empezar a estirarse desde su niñez puede ayudarles a mantener un físico ágil a lo largo de su vida. Hay una gran variedad de actividades disponibles para que tu pequeño mejore su flexibilidad.

Clases

Explora los gimnasios locales, las universidades de la comunidad o centros comunitarios para buscar clases orientadas hacia los jóvenes que se enfoquen en los estiramientos y la flexibilidad. Algunas opciones incluyen la gimnasia, el yoga, la danza o las artes marciales. Antes de inscribir a tu hijo en el programa, asegúrate de que la clase vaya de acuerdo con los niveles de salud y flexibilidad de tu hijo. El Consejo Estadounidense de Ejercicios le recuerda a los padres que los niños que pasan por periodos de crecimiento pueden ser vulnerables a las lesiones como resultado de tener músculos tensos o rígidos. Conoce los límites físicos de tu hijo para prevenir las lesiones en clase.

Juegos en grupo

Divide a los niños en grupos de cuatro. Asigna una letra del alfabeto a cada uno de ellos. Tú y tus compañeros de equipo pueden aumentar su flexibilidad trabajando juntos para estirar sus cuerpos en la forma de una letra del alfabeto. Con tu grupo, párate o recuéstate para formar la letra; haz que otros niños traten de adivinar la letra. Para mejorar la flexibilidad en tu espalda y cadera, juega limbo. Haz que dos personas sostengan cada extremo de un palo de escoba a la altura de su pecho. Uno por uno, tú y tus amigos deben pasar por debajo del palo inclinándose hacia atrás sin dejar que alguna parte de su cuerpo toque el piso o el palo, de lo contrario pierden. Después de cada ronda en la que cada uno haya pasado por debajo del palo, bájalo dos o tres pulgadas más. El juego continúa hasta que sólo quede un niño.

Compañeros de estiramiento

Párate frente a uno de tus compañeros y lleva a cabo cualquier estiramiento corporal que desees, como inclinar la cintura para alcanzar tus pies. Tu compañero debe copiar o imitar el estiramiento que estás haciendo. Cambia y deja que tu compañero haga el estiramiento que tú debes imitar. Para otro ejercicio en par, párate con tus brazos hacia los lados y levántalos ligeramente hacia atrás de ti. Haz que tu compañero se pare detrás de ti y con cuidado tire de tus muñecas hacia él para estirar tu pecho, hombros y bíceps.

Ejercicios de escritorio

Para aumentar la flexibilidad en tus hombros, siéntate en tu escritorio y levanta un brazo por encima de tu cabeza. Dobla el brazo levantado por el codo; haz que baje lo más que puedas y ráscate la espalda superior con tus dedos. Haz este ejercicio con tu otro brazo. Mejora el rango de movimiento de tus muñecas colocando tus codos sobre el escritorio con tus manos hacia arriba, en el aire. Cierra los puños y gira ambas muñecas hacia adentro con movimientos circulares, o hacia tu torso. Cambia y gira tus muñecas con un movimiento circular hacia afuera, o hacia el lado contrario de tu torso.

Más galerías de fotos



Escrito por julia drake | Traducido por mayra nava