Actividades fáciles con final abierto para niños

Los padres y maestros a menudo organizan actividades para el aprendizaje de los niños con instrucción guiada. Pero existe otra forma de educación que es "abierta", y permite a los niños utilizar todas sus habilidades de pensamiento independiente y su creatividad. Si a un niño se le da una idea, materiales y un ambiente estimulante, puede ampliar de manera creativa su propio camino de aprendizaje.

Canciones Piggyback

Es probable que tu hijo sepa cantar muchas canciones conocidas. Anímalo a ser creativo y cambiar las letras de estas canciones para hacer otras nuevas. Los niños pequeños y en edad preescolar pueden disfrutar y aprender a cantar con canciones piggyback que un padre o maestro creen para introducir diferentes conceptos o actividades. Los niños mayores pueden tomar un tema y hacer una nueva canción creativamente con una melodía familiar. Esta es una práctica abierta para la música.

Historias con final abierto

Proporciona a tu hijo una oración temática, que se pueda ampliar fácilmente. Esta actividad se realiza mejor por vía oral. Haz que comience la historia usando la oración principal y continúen la historia juntos, oración por oración, con compañeros o familiares. Asegúrate de incluir los cuatro componentes de una buena historia: quién, qué, cuándo y dónde. Registra la historia para reproducirla posteriormente y preservar esta obra maestra creativa.

Murales con tema libre

Proporciona a tu hijo una hoja grande de papel de estraza. Dile que elija un tema y comience a hacer dibujos para ilustrar este tema. La obra de arte no tiene que ser terminada en una sola sesión. El documento puede ser enrollado y luego volverlo a utilizar en un momento posterior para continuar el diseño. Por ejemplo, para un mural de "Mis vacaciones de verano", pídele a tu hijo que haga un dibujo para cada día de las actividades en las que participa. Hay muchos temas para las sesiones abiertas de arte.

Comienza una bitácora

Una bitácora es algo así como un diario. Tú escribes sobre ti mismo, tus sentimientos y las cosas que haces. Dale a tu hijo un cuaderno o libro encuadernado con papel común para escribir sus pensamientos, e incluso ilustrar las páginas con dibujos hechos a mano y fotografías. Esta es una actividad abierta que puede continuar cada día durante todo el año. ¡Qué maravilloso recuerdo para mirar de nuevo!

Juego dramático

Cualquier tipo de juegos de simulación se considera una actividad abierta. No hay pautas establecidas para el juego dramático, y los niños pueden usar su imaginación y convertirse en lo que quieran. Pueden jugar a ser adultos, animales, bebés y servidores de la comunidad. Proporciona ropa para disfrazarse y materiales domésticos a los niños para que imiten las cosas familiares en sus vidas.

Más galerías de fotos



Escrito por tania k. cowling | Traducido por tere colín