Actividades fáciles de alfabetización para chiquitines

Las habilidades de alfabetización temprana preparan a los niños para el proceso real de aprender a leer y escribir. Las experiencias que un niño tiene con palabras escritas moldea su actitud hacia la lectura y la escritura cuando llega a la escuela. Adopta un enfoque positivo, interactivo hacia los libros y la escritura desde que tu hijo esté en una edad temprana para estimular su reconocimiento y confianza en la alfabetización.

Juegos de alfabetización

Los juegos relacionados con las historias que lees mejoran la experiencia de alfabetización de los niños pequeños. Pide a tu niño señalar determinadas letras en un libro mientras lees o en los letreros cuándo caminen por la comunidad. Para los niños de más edad, busca palabras que rimen o sonidos similares en diferentes palabras. Haz dibujos de acontecimientos de la historia y pídele ponerlos en el orden correcto. Busca objetos por la casa que se relacionen con lo que estén leyendo. Por ejemplo, si leen un libro sobre animales, busca animales de peluche que coincidan con los de la lectura.

Contar cuentos

Contarle cuentos estimula la imaginación de tu niño y le ayuda a desarrollar un sentido de la historia. Las sesiones de lectura regulares con tu hijo le dan una idea de cómo funcionan las historias. Amplía esas experiencias de lectura haciendo que tu hijo elabore sus propias historias. Para comenzar a contar historias con algo simple, anima a tu niño a inventar una nueva historia para un personaje de uno de sus cuentos favoritos. Otra opción es comenzar y animar a tu hijo a incorporarse de repente al desarrollo de la historia.

Libros hechos en casa

Un proyecto de un libro hecho en casa pone a tu hijo a cargo de los contenidos del libro. Esta actividad combina la escritura y los libros para capturar los principales componentes de la alfabetización. Un libro sencillo sólo se lleva unos pedazos de papel doblados y engrapados o unidos de alguna otra forma a lo largo del pliegue. Deja que tu niño haga dibujos o utilice imágenes de revistas para ilustrar el libro. Anímale a escribir palabras haciendo garabatos o a formar algunas letras. Para estimular su concepto de narración, pídele que narre su cuento y grábalo. Lean el libro juntos durante su tiempo de lectura normal.

Consejos

Ten libros accesibles para tu niño en todo momento. Una pequeña estantería en su habitación o en un área familiar de la casa lo mantiene expuesto a los libros en todo momento. Haz de los viajes a la biblioteca una práctica regular para tu familia. Tómate tu tiempo en la biblioteca, céntrate en que sea una experiencia positiva para tu hijo pequeño. Anímale a cualquier interacción con los libros a menos que sean destructivos. La forma de acercarte a los libros y la lectura con tu hijo afecta su actitud. Por ejemplo, si haces de la lectura una actividad seria, sin fomentar el cuestionamiento y el entretenimiento, el niño puede desarrollar una actitud negativa hacia la alfabetización.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por lourdes villaseñor