Actividades para estimular la inteligencia del bebé

Mientras que la genética afecta la inteligencia del niño, los factores como el medio ambiente y la calidad de la atención también importan. Los padres que participan en ciertas actividades durante el embarazo y exponen a sus bebés a las mismas para estimular la inteligencia pueden influir en el intelecto de sus hijos. Cuando eliges actividades para estimular la inteligencia, olvida los costosos videos educativos, que según un estudio de la University of Washington realmente pueden dañar el desarrollo del bebé. En cambio, céntrate en actividades que fomenten la interacción entre tú y tu bebé.

Ejercicios en el embarazo

No tienes que esperar hasta que el bebé nazca para participar en actividades que puedan tener un efecto positivo sobre su intelecto. Los ejercicios de bajo impacto como la natación y caminar mantendrán tu forma durante el embarazo, como así también incrementarán el flujo de sangre al feto y entregarán oxígeno y nutrientes con mayor eficiencia, según la escritora senior de "US News y World Report" Deborah Kotz. El resultado de una rutina de ejercicios prenatales es que tu bebé probablemente tenga una cabeza más grande, la cual puede albergar un cerebro más grande. El profesor Richard Nisbett de la University of Michigan Psychology afirma que normalmente, los individuos con cerebros más grandes son más inteligentes que los individuos con cerebros más pequeños.

Lee en voz alta

Leerle a tu bebé lo expondrá a una gran variedad de vocabulario, que tiene un efecto positivo en su desarrollo intelectual. Leerle cuentos frecuentemente también lo introducirá a los conceptos básicos de la alfabetización. Mientras que lees, él comenzará a entender que las letras en la página tienen significado y que debe leer de izquierda a derecha, según la profesor en psicología Linda Acredolo de la University of California. Leer el mismo libro otra vez ayudará a tu bebé a perfeccionar su capacidad de memoria.

Habla con el bebé

Cuanto más hablas con tu bebé, más probable es que aumente su inteligencia, dice Nisbett. Cuanto más a menudo hablas con él, más crecerá su vocabulario. Kotz sugiere centrarse en temas simples que pueda relacionar, como sus posesiones favoritas. Una vez que el niño tiene edad suficiente como para empezar a hablar, preséntale preguntas que lo animen a colocar objetos en categorías y hacer comparaciones entre ellos. Por ejemplo, puede pedirle que diferencie entre tipos de animales o identifique el color de un objeto.

Comunícate con lenguaje de señas

Los bebés tienen la capacidad de entender el lenguaje mucho antes de que desarrollen la motricidad fina necesaria para expresarse con eficacia a través de habla. Sin embargo, ellos tienen las habilidades necesarias para comunicarse a través del lenguaje de señas. Mientras que la mayoría de los bebés tienen poca capacidad para hablar antes de los dos años de edad, pueden comunicarse mediante señas al tiempo que llegan a los ocho meses de edad. Una vez que estos bebés comienzan a hablar, según el investigador de la primera infancia Joseph Garcia, más fácilmente comprenderán la gramática y los tiempos verbales. Enseñar a tu bebé el lenguaje de señas no sólo aumenta su comprensión del lenguaje; un estudio realizado por los National Institutes of Child Health encontró que los bebés que utilizan el lenguaje de señas crecieron con un IQs que superó al de sus compañeros que no lo utilizaron por un promedio de 12 puntos.

Más galerías de fotos



Escrito por heidi a. reeves | Traducido por marcela carniglia