Actividades de entrenamiento de T-Ball

El tee-ball es un juego practicado alrededor del mundo por niños de edades entre 4 y 8 años. Es el deporte de entrada para el baseball y el softball, comenta Bing Broido, autor de The Baffled Parent, guía para entrenar tee ball; El tee-ball es una versión modificada del basebal, jugado sin pitcheo. En lugar de eso, los jugadores golpean la pelota de un tee ajustable. La mayoría de los equipos de tee-ball son entrenados por padres interesados con varios grados de experiencia en tee-ball. Los entrenadores voluntarios no se enfocan en ganar o perder si no en actividades que enseñen a los niños las bases del baseball, el espíritu deportivo y el amor al juego

Enseñar, cachar y lanzar.

Para trabajar en la velocidad y la precisión de lanzar y cachar, haz que los niños formen dos círculos que competirán entre sí. El tamaño de los círculos dependerá de las edades y niveles de habilidades de los jugadores. El primer jugador en cada círculo lanzará la pelota a el siguiente, después inmediatamente se sienta. El segundo jugador se voltea y lanza la pelota a el jugador en el otro lado y se sienta. El objeto es ser el primer círculo sentado. Si la pelota es lanzada fuera del círculo, el jugador que la cacha debe regresar al círculo antes de tirarla al siguiente jugador. Coloca una caja grande, una hielera otro contenedor en una de las bases y haz que los niños lancen o reboten una pelota hacia ella desde el campo abierto. Broido sugiere convertir la actividad en un juego dando 10 puntos por meter la pelota en el contenedor, cinco puntos por golpear el contedor y un punto por el rebote más cercano. Esta actividad ayudará a los jugadores a prender a tirar con precisión.

Enseñando el campo

Los niños pueden tener temor a que las pelotas los golpeen, haciendo difícil aprender habilidades de campo. Cuando avientas pelotas a los jugadores o haciendo que las cachen, los entrenadores deben empezar con pelotas de hule o de esponja para reducir el miedo, gradualmente progresando a las pelotas de tenis y pelotas de práctica de tee-ball suaves. Haz que los niños dejen sus guantes en el suelo y usando las pelotas suaves, lanza bolas bajas o rueda pelotas hacia ellos para que puedan levantarlas y lanzarlas de regreso con sus manos. Después, lanza pelotas a la izquierda o la derecha de los jugadores dentro del campo. Insistir en la posición de campo: agachado hacia adelante, con el guante abierto y hacia abajo. El jugador más cercano a la pelota debe desplegarla moviéndose con un paso deslizado o caminata de cangrejo; tres o cuatro pasos a la derecha o a la izquierda, después lanzarla de regreso.

Enseñando a correr las bases

Correr las bases puede ser excitante para los niños energéticos. Haz que dos jugadores comiencen en el plato, sugiere el sitio web T-ball USA. Un jugador corriendo hacia primera base y el otro corre a tercera. La carrera es para ver quien regresa al plato primero y pasa por todas las bases. Para asegurar que los jugadores no colisionen en la segunda base, haz que el corredor de primera base se pare en la esquina exterior de la bolsa y el corredor de tercera base se pare en la esquina interior.

Enseñar bateo

Los entrenadores siempre incluyen sesiones de bateo en la práctica de tee-ball. Mientras que otras actividades de entrenamiento se ponen en marcha con otros padres voluntarios supervisando, saca los niños del campo uno por uno para trabajar en su posición de bateo y el swing. Después, da a cada niño varias oportunidades para golpear la pelota fuera del tee sin preocuparte acerca de correr a primera base. Esto dará al niño práctica de bateo y de campo. Al final de tu práctica, juega un juego corto de por lo menos dos entradas para permitir que los niños comprendan todo.

Más galerías de fotos



Escrito por kira jaines | Traducido por esther guerrero