Actividades de entrenamiento en liderazgo para niños

Aprender a ser un buen líder comienza en la infancia con el desarrollo de las cualidades personales y habilidades que definen el liderazgo eficaz. Si tu hijo es de 4 o 14, puedes personalizar estas actividades a su nivel de desarrollo para ayudarle a equiparse con las herramientas mentales que necesitará durante toda la vida.

Actividades de Autoestima


Los buenos líderes deben creer en sí mismos y su capacidad para dirigir. Empieza ahora, para ayudar a desarrollar la autoestima necesaria para un liderazgo exitoso, así como el éxito durante toda la vida de tu hijo.

Los buenos líderes deben creer en sí mismos y su capacidad para dirigir. Empieza ahora, para ayudar a desarrollar la autoestima necesaria para un liderazgo exitoso, así como el éxito durante toda la vida de tu hijo. Haz que tu niño tome una mirada profunda en su interior. Pega su fotografía en el centro de una hoja de papel y pídele que haga un collage de palabras de todas las características positivas que encuentra en el mismo. Muestra el collage de forma destacada en la pared de su dormitorio como un recordatorio constante de sus buenas cualidades. Para ayudar a tu hijo a reconocer sus cualidades positivas, organiza un simulacro de entrevista de trabajo donde tiene que explicar por qué es un candidato perfecto para el trabajo.

Actividades de voluntarios


El voluntariado es una forma efectiva de educar en la responsabilidad, el compromiso y la participación de la comunidad.

El voluntariado es una forma efectiva de educar en la responsabilidad, el compromiso y la participación de la comunidad. Utiliza los intereses de tu hijo como una guía para una oportunidad de voluntariado más adecuado. Un amante de los animales puede disfrutar de la oportunidad de ser voluntario en una clínica veterinaria local, mientras que un fanático de los deportes puede afrontar el reto de la tutoría niños pequeños en un equipo de T-ball. Las oportunidades de tutoría también ponen a los niños directamente en una posición de liderazgo en el que tienen una oportunidad práctica para familiarizarse con las responsabilidades de liderazgo. Si no hay oportunidades de voluntariado a largo plazo disponibles en tu área, la recolección de comidas no perecederas para recolección de alimentos o preguntarle a amigos y familiares por donaciones de ropa para las recaudaciones de prendas de vestir, les enseña a los niños la responsabilidad y la participación en la comunidad también.

Organización de actividades


Proporciónale a tu joven planificador de eventos una agenda o diario para crear ideas, planificar y organizar cada paso del camino, y tengan "reuniones" regulares para discutir su progreso.

Enséñale a tu niño habilidades de organización haciéndolo planear un pequeño evento, como una venta de garaje, puesto de limonada o una fiesta de cumpleaños de la familia. Proporciónale a tu joven planificador de eventos una agenda o diario para crear ideas, planificar y organizar cada paso del camino, y tengan "reuniones" regulares para discutir su progreso. Ayúdale a un niño de corta edad para asegurarte de que va por buen camino, pero deja que un niño mayor tome las riendas en lo posible. Una vez que el evento ha tenido lugar, habla con el sobre el proceso, lo que ha aprendido, los errores que hizo y lo que haría diferente la próxima vez. Usa los quehaceres como una actividad de organización, también, haz una tabla para monitorear el progreso de tu hijo todos los días, elógialo por sus éxitos y habla con él acerca de mejores estrategias de organización en cualquier momento que no pueda completar sus tareas.

Actividades de comunicación


Si tienes un grupo de niños en tu casa, juegen un circuito de obstáculos con los ojos vendados para fomentar la comunicación eficaz.

Los buenos líderes tienen que ser capaces de comunicarse eficazmente en tareas, como la delegación de responsabilidades, pronunciar discursos y motivar a los miembros del equipo o compañeros de trabajo. Una actividad de comunicación, que también ayuda a formar una imagen de un líder en la mente de tu hijo es un sencillo juego de preguntas. Plantea una pregunta relacionada con el liderazgo, tales como, "¿Qué hace que una persona sea un buen líder?" O "Piensa en un importante líder de hoy o de la historia y explica tres maneras que su liderazgo hizo una diferencia." Si tienes un grupo de niños en tu casa, jueguen un circuito de obstáculos con los ojos vendados para fomentar la comunicación eficaz. Establece la carrera de obstáculos y luego véndale los ojos a una persona. Pídele a otro niño que haga guiar a la persona con los ojos vendados a través del curso sin tocar los obstáculos en absoluto. La única manera de hacer pasar a la persona a través del curso es el de comunicar las instrucciones de manera eficaz.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por adrian tobon