Actividades para enseñarles a niños pequeños a escribir

Los niños se emocionan mucho cuando descubren que pueden escribir palabras y oraciones para expresar sus sentimientos, ideas y experiencias. Los niños entran al preescolar con diferentes niveles de habilidad para escribir. Un niño puede que sólo sepa cómo escribir unas pocas letras del alfabeto o su nombre, mientras que otros puede que ya sepan escribir oraciones completas. Cada nueva habilidad ayuda a fomentar otra. Incorpora actividades que sirvan para la capacidad de tu niño y motívalo a escribir todos los días.

Habilidad de motriz fina

Antes de que un niño pueda escribir, necesita tener coordinación fina de los músculos. Sin destreza en los pequeños músculos de los dedos y manos, es muy probable que se frustre cuando intente controlar el lápiz. Los padres pueden incentivar actividades que fortalezcan estos músculos como pintar con los dedos, hacer rompecabezas, trabajar con plastilina y hacer tarjetas con aguja y estambre. También debes de enseñarle a tu niño a usar las tijeras con cuidado. En un contenedor coloca bolitas de algodón y pídele que las transfiera a otro contenedor usando pinzas. Es letras con papel lija para que pueda sentir las figuras con sus dedos. Todos estas son maneras de ayudar a su niño para empezar a escribir.

Las letras

Antes de que puedan escribir las palabras, los niños necesitan practicar la forma de las letras del alfabeto. Empieza con actividades que no requieran del uso de u n lápiz. Esparce crema para afeitar sobre la mesa y pídele a tu niño que escriba las letras con su dedo. Si tienen problemas, guía su mano para enseñarle cómo. También puede escribir el ABC en la banqueta con un pincel húmedo. Dale una pluma para que pueda escribir letras en el aire o en la palma de su mano. Luego utiliza herramientas gruesas de escritura como croyones y gises. Cada vez que le enseñes una letra, verbaliza el movimiento. Por ejemplo, di "Empieza arriba y haz una línea recta hacia abajo". Enséñale a tu niño el modo correcto para sostener un lápiz y pídele que haga líneas verticales y horizontales en papel. Cuando esté listo, haz que trace varias letras y deja que practique solo.

Palabras

Cuando tu niño esté cómodo escribiendo las letras, puede combinarlas para hacer palabras. Los niños aman ver su nombre escrito, así que éste es un buen punto de inicio. Escribe el nombre de tu niño en una hoja de papel y nombra cada letra mientras las escribes. Coloca una hoja de papel calca encima y deja que lo trace. Utiliza este método con otras palabras familiares, como los nombres de toda la familia, los días de la semana y los colores. Para más diversión, deja que escriba los nombres de los colores con lápices del respectivo color. Cuando hagas una lista de compras, ayuda a que tu niño escriba alguna de las cosas que vayas a comprar. Haz un libro con el alfabeto con una letra en cada hoja. Ayúdalo a escribir palabras como "árbol" que empiecen con "A". Puede hacer un dibujo que ilustre la palabra o pegar recortes de revistas. Motívalo a escribir más palabras en cada página.

El inicio delas oraciones

Escribe un sencillo inicio de oración en una hoja de papel para que el niño termine la idea. Por ejemplo, "Me gusta..." tu niño puede completar la oración con palabras como "perro". Ayúdalo a escribir oraciones más largas debajo de la primera para describir al perro, como por ejemplo "Me gustan los perros peludos." Puede seguir haciendo la oración más y más larga, para que pueda ver las palabras adicionales describan una imagen. Una variación de esta actividad es escribir la palabra, como "dinosaurio" o "insecto", y ayúdalo a escribir oraciones creativas para describirlos. Haz énfasis en que las oraciones comienzan con mayúsculas y terminan con signos de puntuación.

Diarios

Motiva a que tu niño mantenga un diario, un registro escrito de sus emociones y experiencias. Los diarios no tienen reglas. Es sólo una forma de hacer que tu niño se exprese. No debes de juzgarlo. Puede escoger un cuaderno especial y usar su lápiz favorito o rotuladores para hacerlo más interesante. Sus pensamientos puede que sean pocas y sencillas palabras u oraciones completas. Puedes sugerirle que haga dibujos de lo que le haya pasado en el día. También puede recortar imágenes de revistas y pegarlas en el diario si le frustra dibujar. Cuando esté listo, motívalo a escribir oraciones debajo de las imágenes. Por ejemplo, puede dibujarse a si mismo con sus abuelos. Debajo de la imagen puede escribir "Soy muy feliz. La abuela y el abuelo vinieron a visitarnos hoy." Los diarios incentivan una actitud positiva hacia la escritura y asegura que tu niño practique.

Tarjetas de felicitación

Cuando vayas a mandar tarjetas a la tía por su cumpleaños, deja que tu niño tome parte en la felicitación. Puede hacer su propia tarjeta. Ayúdalo a deletrear las palabras que quiere usar para desearle a su tía un feliz cumpleaños. Aliéntalo a escribir notas de agradecimiento cuando reciba regalos y a hacer sus propias tarjetas para los cumpleaños de sus compañeros. Haz una caja con materiales para hacer las tarjetas, cómo papel de colores, crayones, rotuladores y estampas que harán la actividad más divertida.

Más galerías de fotos



Escrito por karen lobello | Traducido por mariana perez