Actividades para enseñar a los niños sobre el sistema muscular

El cuerpo humano es como una máquina, con las piezas que trabajan y contribuyen a la salud y la actividad del individuo. Por supuesto, esto puede ser difícil de explicar a los niños, especialmente cuando se trata de partes invisibles, tales como el sistema muscular. Mediante el uso de juegos y actividades para ilustrar tu explicación de los distintos sistemas del cuerpo, puedes ayudar a tus hijos a retener mejor el conocimiento de los músculos y tendones.

Autorretratos

Una manera en que puedes ayudar a los niños a visualizar el sistema muscular y todas sus partes es creando autorretratos para cada niño, que representen la ubicación y los nombres de los principales grupos musculares. Empieza al calcar el cuerpo del niño sobre un pedazo grande de papel de estraza. Luego, usa un modelo o imagen del sistema muscular en una enciclopedia o recurso en línea para nombrar los principales grupos musculares, incluyendo los músculos deltoides, pectorales y abdominales. Pide a los niños dibujar y etiquetar sus propios grupos de músculos en sus retratos, ofreciendo una oportunidad para crear una referencia visual para futuras lecciones.

Hacer coincidir los músculos

Parte de la comprensión del sistema muscular no es sólo ser capaz de nombrar cada grupo muscular, sino también conocer las funciones por las que cada grupo es responsable. Después de una discusión de los músculos y sus funciones, intenta crear un juego de memoria de coincidencias. Obtén un número igual de tarjetas y etiqueta un conjunto de dos, uno con el nombre del grupo muscular y otro con la función del grupo muscular. Continúa con el proceso para cada grupo muscular hasta que tengas un conjunto de tarjetas. Barajarlas y déjalas boca abajo. Los niños entonces se turnan al sacar dos cartas a la vez, buscando combinar el grupo y la función.

Enfrentar los músculos

Al enfocarse sobre el sistema muscular, es fácil olvidarse de los grupos de músculos más pequeños, como los que se encuentran en la cara. Deja a los niños ver cómo afectan a los músculos de sus caras sus expresiones faciales. Da a los niños espejos pequeños de mano y pídeles que hagan expresiones faciales, tristes, felices, de sorpresa, de miedo y así sucesivamente. Pide a los niños que tengan en cuenta la forma de los músculos de sus caras al contratarlos y moverlos. Incluso puedes hablar de los músculos de la lengua al lograr que los niños saquen sus lenguas y las muevan, sugiere KidsHealth.

Doblar los músculos

Los músculos en el cuerpo humano requieren una actividad regular para mantenerse sanos. Los niños deben entender la importancia de la actividad física como una forma de mantener la fuerza y la flexibilidad. El sistema escolar del condado de Henry sugiere pedir a los niños crear sus propios programas de ejercicio, incluyendo actividades de cardio, ejercicios de flexibilidad y ejercicios de fortalecimiento muscular. Que los niños elijan cinco o diez ejercicios y expliquen cómo cada uno beneficia el sistema muscular.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por paulina illanes amenábar