Actividades para enseñar a los niños a escuchar con comprensión y empatía.

La empatía es la habilidad de ponerte en el lugar de la otra persona para sentir lo que siente. El responder a otros con empatía significa reaccionar de manera cariñosa y comprensiva de forma en la que no sólo sientes pena por esa persona, sino que la acompañas en su sentir. La empatía es algo que se aprende; los niños no nacen con ella. Los padres deben enseñar a sus hijos a escuchar de forma comprensiva y empática. Para esto deben guiarlos y practicar constantemente con ellos desde que son bebés, en sus años de preescolar y en la primaria.

Marionetas

La línea de ayuda parental de la Universidad de Alabama sugiere utilizar marionetas con los bebés y los niños de preescolar para que aprendan a identificar y a entender las emociones de los demás. Crea diálogos cortos entre dos marionetas en donde una experimente un sentimiento fuerte como tristeza, celos, frustración, alegría o excitación. Haz que una marioneta le pregunte a otra cosas como: "¿Qué sucede?" "¿Por qué te sientes tan frustrado?". Y, una vez que la otra marioneta responda las preguntas, haz que la primera marioneta diga algo como: "Entiendo que debe ser muy frustrante, también yo me sentiría así. Quizá pueda ayudarte." Después de que tu hijo vea el show de la pareja de marionetas, invítalo a tomar una y recrear una conversación parecida.

Juego de roles

Según KidsHealth in the Classroom, el juego de roles es una actividad que puede servir para educar a niños más grandes (de entre 7 y 9 años) que estén más acostumbrados a presenciar las emociones de otros. Habla con tu hijo acerca de las diferentes situaciones en donde ser empático es útil, por ejemplo: cuando molestan o abusan de un amigo en la escuela o cuando alguien sufre la muerte de una mascota muy querida. Elige una situación para representarla con tu hijo. Tú toma el papel del niño angustiado y deja que tu hijo te escuche y te consuele.

Libros

El compartir un libro con tu hijo puede ayudarte a ilustrar el concepto de empatía, así como a crear temas para conversar en un futuro. Lee el libro primero para que puedas darle a tu hijo la idea general de lo que trata. Mientras leen juntos, detente a discutir con él cómo se sienten los personajes a lo largo de la historia. Libros que pueden incluir ejemplos de empatía son: "Angelica's Wish" (El deseo de Angélica) de Annette Menniti Campbell para niños de 7 a 12 años; "Buddy Unchained" (Buddy sin cadenas) de Daisy Bix para niños de 5 a 9 años; y "Here, There and Everywhere: The Story of Sreeeeeet the Lorikeet" (Aquí, allá, en todas partes: La historia de Sreeeeeet el loriquito) de Mira Tweti para niños de 7 años en adelante.

Expresiones faciales

Los bebés son egocéntricos por naturaleza y piensan que todos los demás sienten exactamente lo mismo que ellos en cada momento. Cuando tus hijos comienzan a interactuar más con otros niños pueden aprender acerca de la empatía identificando emociones y observando las expresiones faciales. Puedes mostrarles las expresiones faciales de personajes de libros o de otras personas cuando estén fuera de casa y preguntarle qué piensas que están sintiendo. Un juego interactivo podría ser dibujar diferentes rostros en varios platos de cartón y ponerlos frente a tu cara para preguntarle a tu hijo qué cree que estás sintiendo.

Más galerías de fotos



Escrito por dana tuffelmire | Traducido por karly silva