Actividades para enseñar habilidades de afrontamiento a los jóvenes

La enseñanza de habilidades de afrontamiento para los preadolescentes y adolescentes puede ayudarles a gestionar las situaciones de estrés de manera saludable. Los adolescentes que aprenden y aplican habilidades de afrontamiento positivas tienen menos probabilidades de recurrir a las drogas y el alcohol para ocultar sus sentimientos, cuando se sienten abrumados por la ansiedad y sufren enfermedades físicas provocadas por el estrés. Los profesores, los padres y los terapeutas pueden enseñar a los jóvenes las habilidades de afrontamiento por medio de actividades.

La importancia de los hábitos saludables


Comer de manera saludable y hacer ejercicio regularmente puede ayudar a tratar con el estrés.

TeensHealth informa que el estrés se cobra un peaje enorme en el cuerpo de la persona, por lo que es más importante que nunca comer saludablemente y hacer ejercicio con regularidad cuando estás con estrés. Discute los hábitos saludables con tus hijos y luego pídeles que hagan una lista de 10 bocadillos saludables y 10 formas en las que pueden hacer 20 minutos de ejercicio. Divide a los jóvenes en grupos y pídeles que compartan su ejercicio y las ideas de bocadillos saludables. La familia puede trabajar en conjunto completando hojas de trabajo diarias durante una semana indicando lo que comieron en el desayuno, el almuerzo y la cena y si se ejercitaron durante al menos 20 minutos. Echa un vistazo a las hojas de trabajo al final de la semana y revisen los aspectos positivos y las cosas que pueden trabajar juntos como una familia para cambiar.

Técnicas de relajación


Las técnicas de relajación pueden ayudar a los jóvenes a reducir su estrés en el momento.

Las técnicas de relajación pueden ayudar a los jóvenes a reducir su estrés en el momento según American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Hazles saber que simplemente pueden realizar respiraciones profundas por la nariz y exhalar por la boca 10 veces para reducir el estrés. Enséñales una técnica de imágenes guiadas y practiquen juntos. Enséñale a tu hijo que cierre los ojos e imagine un lugar que le haga sentir relajado y feliz. Luego anímalo a usar todos sus sentidos para meterse realmente en la sensación. Por ejemplo, si tu hijo elige su dormitorio, se debe centrar en ver las paredes de color rosa, sintiendo la alfombra difusa debajo de sus pies, escuchando su música favorita de fondo y oliendo su vela con olor a vainilla.

Lista de calmantes para el estrés

Pídele a tu hijo que obtenga una hoja de papel y liste 10 cosas que lo hacen feliz. Dale ejemplos compartiendo algunas cosas que te hacen feliz como leer un buen libro, tomar un baño de burbujas y pasar tiempo con la familia. Pídele que comparta su lista y hazle saber que todo lo que aparece allí debería ayudarle a prevenir y hacer frente al estrés, sobre todo si hace al menos una cosa de su lista cada día. De vez en cuando, compruébala de nuevo y pregúntale si ha hecho algo de su "lista de feliz" recientemente.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle bolyn | Traducido por maría florencia lavorato