Actividades de energía hidroeléctrica para niños

El agua ha sido utilizada durante mucho tiempo como fuente de energía. De hecho, la energía hidroeléctrica es una de las fuentes más antiguas del mundo de energía (que fue utilizada por los antiguos egipcios para moler granos ya en 250 a.C.). La palabra energía hidroeléctrica proviene de la palabra griega "hidro", que significa "agua". Dale a tu niño una práctica sobre los poderes mágicos del agua con estas actividades científicas atractivas.

El poder del agua

La energía hidroeléctrica aprovecha el poder de los ríos y los océanos para producir electricidad. Los productores de electricidad bloquean el flujo de agua en movimiento mediante una presa. El agua se dirige entonces a través de las tuberías a las turbinas. La fuerza del agua hace girar las turbinas y gira generadores para producir electricidad para enviar a las líneas eléctricas. Una presa hidroeléctrica toma la energía potencial o energía almacenada del agua y la convierte en energía cinética o energía de movimiento. A medida que el agua se alza contra una presa, su energía potencial se eleva, también. Haz que tu hijo deje caer una pelota inflable de una pulgada sobre la mesa o en el piso. Que la deje caer de nuevo desde una posición más alta. Cuanto más alto la tires, más es la energía potencial.

Turbina de cartón de huevos

Usa elementos comunes de la casa para hacer un motor de turbina de agua. Haz un agujero en el medio de cada uno de los dos platos de papel pequeños. Recorta cinco tazas individuales de un cartón de huevos. Engrapa o encinta éstos uniformemente alrededor del borde de un plato para que cada taza se enfrente a la parte posterior de la taza frente a ella. Con cuidado engrapa la segunda placa al otro lado de cada taza. Pon un lápiz a través de los orificios centrales de los platos. Pega los platos al lápiz para que el lápiz gire cuando los platos giren. Haz que una persona sostenga los extremos del lápiz vagamente mientras que otra persona vierte agua sobre las copas. Haz esto al aire libre o en un fregadero. La turbina y el eje (el lápiz) deben girar.

Turbina de corcho

Si el tiempo es un problema, haz un modelo de turbina de agua más pequeño rápidamente con un corcho de una botella de vino. Corta cinco o seis tiras pequeñas de cartón alrededor de la longitud del corcho. Encinta alrededor del corcho para actuar como las cuchillas que impulsan el agua. Pon un pasador metálico en cada extremo del corcho para crear ejes. Haz un soporte en forma de U de cartón y coloca la turbina de corcho en el soporte utilizando los pasadores. Ahora vierte agua sobre tu creación.

El peso del agua

Corta la parte superior de un cartón de leche. Haz un agujero con un clavo en el lado de la caja de cartón alrededor de la mitad de una pulgada de la parte inferior. Mide hasta una pulgada más alto y perfora otro agujero. Mide hasta dos pulgadas de la parte inferior y perfora un tercer agujero. Haz un hoyo final a cuatro pulgadas de la parte inferior. Encinta los agujeros con un pedazo largo de cinta. Coloca la caja de cartón en el borde de un fregadero. Marca una línea en la caja de cartón en la parte superior y llena de agua hasta la línea. Retira la cinta y anota la distancia a la que cada corriente de agua golpea el fregadero. Ahora encinta de nuevo los agujeros. Repite el experimento, mostrando sólo el orificio inferior. Repite una vez más, revelando un orificio adicional cada vez y tomando nota de la distancia de las corrientes de agua. El agua tiene peso (cuanto más cerca del agujero está la parte inferior de la caja de cartón, más agua está presionando hacia abajo desde arriba, y más lejos y más rápido la corriente de agua va a viajar).

Más galerías de fotos



Escrito por joann macdonald | Traducido por blas isaguirres