Actividades de elefante para niños

A pesar de que los elefantes no son adorables, suaves o acolchados, estos gigantescos animales parecen ser los favoritos de muchos niños. Como un viaje diario al zoo le pone limitaciones a tu tiempo y presupuesto, puedes incorporar al animal favorito de tu hijo en los dibujos, juegos e incluso actividades durante un refrigerio, simplemente para pasarlo bien.

Manualidades

Haz un elefante de una bolsa de papel o de rollo de papel higiénico y haz orejas, trompa, extremidades y un par de grandes ojos saltones. También puedes ayudar a tu pequeño a hacerse una máscara de elefante con un platito de plástico. Añade orejas gigantes y una larga trompa. Los elefantes hacen muchas cosas con sus trompas ¡se les puede incluso enseñar a pintar! Deja que tu hijo intente pintar como si fuera un elefante pegando el pincel en la parte superior de su mano. Los niños mayores pueden probar sujetar un pincel largo en sus bocas mientras pintan con pinturas seguras para ellos. Haz calcetines de elefante rellenando los de los niños con algodón y atando la cabeza y el cuerpo con bandas elásticas. El puño del calcetín forma la trompa, entonces podrás pegar las orejas y los ojos.

Juegos

Si tu niño se vuelve loco con estas criaturas gigantes, juega a juegos sobre elefantes con él y sus amigos o amigas. En vez de la patata caliente, juega una ronda de pasar el cacahuate. Antes de que empiece el juego, haz que cada niño se ponga un calcetín en la mano porque la regla en este juego es que los niños sólo pueden usar sus ''trompas'' para pasar el cacahuate alrededor. Ayuda a tu hijo a explorar usando su trompa, tal y como lo hace un elefante. Coloca el calcetín sobre la mano de tu hijo y haz que cierre los ojos. Trae una caja con varios objetos y mira cuántos puede adivinar tu hijo sintiéndolos con la ''trompa''. Puedes jugar a ''fija la trompa al elefante'' con el grupo de amigos de tu hijo o hija, o ver quien puede llevar un cacahuate de un lado a otro de la habitación con su nariz.

Bocadillos

Haz cosas de orejas de elefante rompiendo la masa de una tarta en trozos y añadiendo un poco de agua a la masa para que se pegue. Da forma de bola a los trozos grandes en una mesa con harina. Aprieta fuertemente con el dorsal de tu mano, con forma de puño para que tenga la forma de una oreja y entonces esparce una mezcla de canela y azúcar. Hornéalo a 350 grados durante 20 minutos, deja que se enfríe y pásalo bien. Mantén a tu hijo o hija entretenido mientras se cocina con galletitas saladas con forma de cabeza de elefante. Empieza con una sola galletita y ponle queso cremoso por encima. Añade uvas pasas para que sean los ojos, rodajas de pepino partidos a la mitad para las orejas y palillos de pan o de pretzel para la trompa. Puedes hacer diferentes caras con la fruta también: cabeza con melón chino, queso cremoso esparcido, ojos de uva, tiras de manzana para los orejas, y melón o piña para la trompa. Para un regalo más dulce, haz una golosina en forma de cacahuate, y chocolates añadiendo dulces derretidos y mezclándolos en un molde con forma de cacahuate.

Juego imaginativo

Enseña a tu hijo a andar como un elefante pisando fuerte por la habitación. Esta actividad no es tan fácil como parece, los elefantes caminan a cuatro patas y sobre sus dedos, no sobre las plantas de sus patas. Dale una máscara de elefante y mírale dispersarse por las junglas africanas en su imaginación. Ayuda a tu hijo a usar lo que ha aprendido a hacer para crear su propia historia de elefantes, como una sobre un elefante que anda de puntillas y que le encanta pintar. ¡Puede ser lo más real que quieras! Ilustra la historia con tu hijo cuando haya terminado, o convierte la historia en una producción teatral para representarla ante la familia.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por susana lópez millot