Actividades para hacer educación física al aire libre

Se estima que el 17 por ciento de los niños de Estados Unidos se clasifican como clínicamente obesos a finales del 2013. Los maestros pueden ayudar a luchar contra esto al promover la educación física en la clase. Las actividades de educación física al aire libre pueden hacerse durante una clase de educación física en sí, o durante el recreo para promover la actividad física entre los niños. Existen muchas actividades que pueden usarse para subir el ritmo del corazón mientras que los niños también se divierten.

Capturar la bandera

Los niños deben estar físicamente activos por al menos 60 minutos diarios, según el Centers for Disease Control and Prevention. El juego de Captuar la bandera puede ayudar como parte de esta actividad porque requiere que los niños se muevan constantemente. El objetivo del juego es dividir a los participantes en equipos y darle a cada equipo una bandera. Cada equipo trabaja para capturar la bandera del otro equipo. La bandera está escondida y los participantes deben dividir su equipo en aquellos que protegerán la bandera y aquellos que trabajarán para obtener la bandera del oponente. Los jugadores corren hacia el territorio del otro equipo y tratan de encontrar la bandera y correr hacia su lado con la bandera. Los “Defensores” pueden tocar a los jugadores del otro equipo, lo cual hará que se “congelen.” Cuando esto sucede, los jugadores del mismo equipo pueden liberarlo a través del contacto directo, tal como gatear entre sus piernas. Para ganar el juego, la bandera del equipo opuesto debe ser capturada.

Patear la pelota

El juego de patear la pelota es una buena alternativa cuando no está disponible el equipo para jugar softball o T-ball. La versión para niños de este juego no tendrá tantas reglas como para la versión para adultos, pero algunas reglas son necesarias. La persona pateando debe ser tocada con la pelota o la pelota debe ser atrapada en el aire por el equipo contrario. El pateador patea la pelota e intenta llegar a la primera base. Los corredores avanzan desde base a base como en el béisbol o el softbol. El objetivo es llegar al plato para anotar un punto. Al igual que el béisbol, también puedes crear una línea como límite y si la pelota es pateada más allá de este, se considera un home run.

Encantados

Los Encantados es un clásico juego de la infancia. Se trata de que se designa a una persona como un "eso" y el resto de jugadores trata de evitar ser tocado por el jugador designado. Cuando este toca a alguno de los jugadores, se convierten en "eso" y el juego continúa. Para ayudar a mantener el juego en marcha, tal vez quieras designar a dos o tres personas como "esos" al mismo tiempo. Esta es una buena idea si estás jugando con un grupo de 20 o más. Además, el tener más de un "eso" ayuda a evitar que algún niño se sienta señalado. Si puedes mantener este juego por lo menos durante 20 minutos, habrás ayudado a los niños a satisfacer sus necesidades diarias de actividad física.

Aros de Hula-Hula

Tiempo atrás se consideraban a los aros de Hula-Hula como un juguete de niñas, pero esto ya no es cierto. De hecho, esta actividad puede ofrecer una variedad de beneficios para la salud. El uso de un aro de hula-hula proporciona un buen entrenamiento cardiovascular y puede aumentar el ritmo cardíaco hasta aproximadamente 84 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima. Este tipo de ejercicio también puede contribuir a aumentar la fuerza muscular. Todo lo que necesitas hacer es proporcionar los aros para los niños y animarlos a moverse y pasar un buen rato. Incluso si no son los mejores en esto, igual consiguen los beneficios de la actividad física del movimiento necesario para aprender a usar un aro de hula-hula.

Más galerías de fotos



Escrito por aj carpenter | Traducido por liz mancilla