Actividades económicas para madre e hija

Podría parecer que tu niña está creciendo en un abrir y cerrar de ojos. Es importante fomentar y apoyar una relación saludable entre las dos a medida que crece. No tienes que gastar en cenas caras y lujosas escapadas de madre e hija para relacionarte con tu hija. Si tu familia tiene un presupuesto apretado, tú y tu hija todavía pueden participar en actividades de bajo costo que profundizarán el vínculo que las dos comparten.

Salida a cenar dentro del presupuesto

No tienes que llevar a tu hija a restaurantes de lujo para disfrutar de una experiencia gastronómica de madre e hija. Visita un café o una cafetería que ofrece artículos ligeros, menú de bajo costo, tales como sándwiches, ensaladas y pastas. Elige una pequeña mesa o relájate en un sofá con un café con leche y ponte al día con la vida de tu hija. Si el café está demasiado lleno o ruidoso para una buena conversación, lleva tu café y aperitivos para ir a dar un paseo por el barrio, conversar, ver los escaparates y simplemente disfrutar de la compañía de la otra.

Día de spa en casa

Reúne todos los esmaltes de uñas, tijeras y limas que puedas tener y hágase la una a la otra manicuras y pedicuras. Ve el refrigerador y la despensa para buscar los artículos que puedes utilizar para hacer máscaras faciales. Por ejemplo, puedes machacar un aguacate para una máscara de aguacate, y cortar algunos pepinos para tratar los ojos hinchados. Si tu hija piensa que ella es una experta en maquillaje, ella podría darte un tutorial de maquillaje. Deja que ella peine tu cabello. Quizás, te ves muy bien y tal vez tendrás un nuevo peinado que considerar. En el peor de los casos, te verás tonta, sobre todo si tu hija es joven, pero estás en tu casa y nadie más que la familia va a verte.

Creen juntas

Trabaja en algo con tu hija juntas. Elige una actividad creativa, basada en lo que le interesa más a tu hija y su nivel de edad. Si es una adolescente, trata de hacer una comida gourmet de cuatro platos juntos. Establece un presupuesto para la cena y compren los ingredientes. Para un niño en edad escolar, visita un taller de pintura de cerámica junta para pintar tazas. Muchas de las piezas disponibles para la pintura son de bajo costo. Si tu hija es más joven, usa los elementos de arte y manualidades que tienes en casa y crear algo, ya sea pintar un cuadro o hacer una pulsera de cuentas. También puedes reunir algunas semillas en una tienda de jardinería y comenzar un jardín de plantas en macetas en el porche.

Fiesta de pijamas

Ten una fiesta de pijamas de madre e hija en la habitación de tu hija. Ponte la pijama, lanza unas mantas en el suelo y haz palomitas de maíz. Juega juegos de mesa ideal para dos personas, como el ajedrez o las damas. Escoge películas apropiadas para su edad con un tema de madre e hija. Ten una pelea de almohadas. Lo más importante es aprovechar la oportunidad de tener conversaciones de corazón a corazón con tu hija. Hazle saber que puede apoyarse en ti para asesoramiento, ya sea acerca de la escuela, niños, amigos o cualquier otra cosa. Comparte historias acerca de lo que hiciste cuando tenías su edad como una forma de ayudarla a relacionarse y abrirse contigo.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por verónica sánchez fang