Actividades divertidas relacionadas con medicina para niños

Entender el cuerpo y cómo cuidarlo es una parte importante de enseñarle a un niño cómo cuidarse a sí mismo. En los hospitales, este trabajo recae en los especialistas de la vida del niño. El Cook’s Children’s Hospital en Fort Worth, Texas, señala que los niños expresan su ansiedad y buscan soluciones a través de actividades lúdicas. Los padres pueden ayudar a sus propios hijos a explorar una variedad de situaciones médicas en casa.

Examen médico

Nadie disfruta ir a su examen médico anual. Disminuye el estrés de los niños colocándolos al mando antes de su cita. Scholastic.com sugiere a los padres que utilicen muñecos y juguetes médicos para convertir a su hijo en un mini doctor. Comienza por examinar los distintos instrumentos en el kit médico de juguete y platícale cómo se usa cada uno en el consultorio. Pídele a tu hijo que "trate" a los muñecos para todo, desde ponerles vacunas hasta arreglarles una extremidad fracturada. Esta es una gran oportunidad para que los niños pequeños utilicen la actuación para explorar sus propios sentimientos acerca de ir al doctor.

Asma

Según la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma and Immunology) una de cada 12 personas tiene asma. Entre los niños, uno de cada 10 tiene esta enfermedad. Ayúdale a entender a tu hijo qué dispara las crisis asmáticas explorando qué hay en el aire que respiramos. Arma un recolector de partículas utilizando carpetas viejas. Con la carpeta doblada, haz un corte del doblez hasta una distancia de una pulgada del borde. Continúa cortando hasta que tengas un margen de una pulgada alrededor de los tres lados dela carpeta. Abre la carpeta y cubre la "ventana" que recortaste con cinta adhesiva transparente. Repite hasta obtener seis recolectores. Perfora un hoyo en uno de los extremos del marco, pasa un hilo y haz un nudo. Cuelga los recolectores sobre la cama de tu hijo, cerca de una ventana o cerca de una ventila; inténtalo en distintas áreas de la casa. Deja los recolectores un día, después bájalos y utilicen una lupa para ver la cinta adhesiva. Esto demuestra cuanto polvo, polen y otras partículas están en el aire.

Nutrición

La obesidad es una de las amenazas a la salud más grandes de Estados Unidos. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) propone varias actividades diseñadas para ayudar a los niños de todas las edades a controlar su dieta. Esto es especialmente útil para aquellos adolescentes que intentan ganar músculo para algún deporte o adelgazar por la presión social. "Serving Up MyPlate" el sitio web del programa del Equipo de Nutición del USDA, sugiere varias actividades para que los niños aprendan sobre nutrición. Intenta pedirle al niño que busque ingredientes nutricionales clave en las etiquetas de los productos. Lleva a tu hijo al mercado y elijan frutas y vegetales nuevos o desconocidos. Involucra a tu hijo en preparar la comida. Ayúdale a armar un plato balanceado para él y para la familia.

Aspiraciones médicas

La medicina no sólo impacta a las personas jóvenes cuando se enferman. Para algunos niños, explorar la medicina los lleva a enfocarse en carreras relacionadas con la medicina. Estos niños podrían crecer y convertirse en doctores, enfermeras, investigadores y técnicos médicos. La Universidad de Washington sugiere una amplia gama de actividades para alentar el talento natural, la curiosidad y el deseo de ayudar a otros. Los padres pueden llevar a su hijos a museos, revisar libros acerca del cuerpo humano y los avances en la medicina de la biblioteca y ver programas que exploren a las personas y los animales. Resuelve acertijos y rompecabezas con tu hijo. Muéstrale cómo tomarse el pulso y como éste se modifica con la respiración. Anímalo a interesarse en ayudar a los demás, ya sea un miembro de la familia o vecino; o déjalo participar en caminatas por la salud comunitarias que recaban fondos para combatir una enfermedad.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por karly silva