Actividades divertidas para la noche familiar de lectura

Reunirse para noches familiares de lectura divertidas regularmente puede ayudar a tus hijos a desarrollar un amor por la lectura mientras que estrecha los lazos familiares. También puede ayudar a mejorar las capacidades lectoras de tu hijo. De acuerdo con la National Coalition for Literacy, los niños cuyos padres están involucrados en actividades de alfabetismo familiar, obtienen puntuaciones más altas en las pruebas estandarizadas de lectura. Incorpora una noche de lectura familiar regular en la agenda de la familia con una nueva temática emocionante cada semana.

Noche de disfraces de personajes

Planea una noche de lectura familiar en la que todos se disfracen como su personaje favorito del libro que se leerá. Si están planeando leer varios capítulos de un libro de "Harry Potter", por ejemplo, los niños pueden disfrazarse de Harry, Hermione y otros estudiantes de Hogwarts. Si están leyendo la clásica historia de "Blanca Nieves", las niñas podrían disfrazarse de Blanca Nieves y los niños como el príncipe que lucha con el dragón. La madre podría ser la reina malvada y papá podría ser el cazador. si los personajes de la historia son animales, los niños podrían usar bandas con orejas para la cabeza y ropa que corresponda con el color de los animales.

Noche cultural

Planea leer libros para niños que sean originarios de cierta región del mundo y prepara una experiencia cultural alrededor de éste. Por ejemplo, si estás leyendo cualquiera de las fábulas de "Anansi" que son originarias de África occidental, busca algunos bocadillos sencillos de la región, como plátano frito o akara, que son tortas de frijoles fritos. Consigue algo de música de África occidental y deja que tus hijos bailen con ésta después de que hayan terminado de leer. De igual forma, si están leyendo una historia de mitología griega, pueden hacer togas con sábanas para que usen todos y servir bocadillos griegos como hummus y pan de pita o un postre de yogurt griego.

Debajo de las estrellas

Saca a la familia al aire libre en una noche calurosa para una noche de lectura familiar. Puedes pedirle a los niños que lleven sacos para dormir y grandes almohadas para recostarse. Si estás leyendo cualquier libro relacionado con acampar, coloca una tienda para que todos los niños se sienten en ella. Si tienes una fogata o parrilla, asa malvaviscos y prepara sándwiches con galletas. Otra idea es leer cuentos populares acerca de las constelaciones, y luego tomar a tus hijos a encontrar algunas en el cielo.

Noche de lectura y juegos

Planea una noche de juegos relacionada con el libro o libros que leerán esa velada. Informa a todos que deben poner mucha atención a los detalles de la historia. Después, prepara un espectáculo de juegos donde todos jueguen individualmente. Puedes ofrecer categorías como personajes, puntos de la trama y datos divertidos entre los cuales una persona puede escoger cuando sea su turno. La primera persona que toque el timbre con la respuesta correcta consigue el punto. También podrían jugar un juego similar a charadas, dividiendo a la familia en dos de equipos que deben adivinar el personaje que su compañero de equipo esté actuando.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por alejandro moreno