Actividades divertidas para niños que están lidiando con el divorcio de sus padres

Si bien algunas parejas pueden permanecer juntos para criar a sus hijos, un poco más del 40 por ciento de los primeros matrimonios en Estados Unidos terminan en divorcio, según National Center for Health Statistics. Muchos de esos matrimonios involucran a los niños, que pueden confundirse o enojarse por la situación. Es importante incluir a tus hijos en el proceso de curación de un divorcio, ofreciéndoles ánimo para hablar sobre sus sentimientos y sus miedos. Los niños tendrán su propia versión del divorcio y pueden equivocadamente culparse a sí mismos; ayúdalos a comprender y procesar las verdaderas razones detrás de lo que ha sucedido y hacer frente a sus sentimientos.

Terapia de arte


Madre pintando con su hijo.

Si a tu hijo le gusta trabajar con crayolas y lápices de colores, pasa algún tiempo reflejando sus sentimientos. Puedes hacer que dibuje cómo ve el divorcio o cómo se siente en relación con sus padres y su divorcio. O puedes hacer que tu hijo haga un dibujo de lo que le gustaría ver que suceda si se le podría conceder un deseo. No le digas a tu hijo lo que debe elaborar sobre el divorcio, pero usa imágenes como un escalón para tener una conversación acerca de los sentimientos de tu hijo. Mantén una actitud positiva y de apoyo sobre los sentimientos de tu hijo, incluso si no estás de acuerdo con ellos.

Narración


Madre joven y su hija hablando en una mesa.

La narración de cuentos por turnos permite que tu hijo saque algunos de sus sentimientos sobre el divorcio y le permitirá que exprese su creatividad. Empieza un cuento con tu hijo con una frase como: "Érase una vez una familia ..." o, "Sally tiene dos casas y ..." y luego deja que tu niño te diga una o dos frases. Cada uno se basa en la frase anterior hasta que se cuenta una historia completa. Podrás conocer algo de lo que está pensando tu hijo y él será capaz de entender algunos de sus sentimientos. Los niños más pequeños pueden necesitar indicaciones adicionales para contar su parte de la historia.

Juego de roles


Padre e hija riéndose juntos.

A los niños les encanta fingir, así que déjalo ser el padre y tú puedes ser el hijo. O utiliza la actuación como una manera de enseñarle a tu hijo a manejar problemas específicos al divorcio. Children of Divorce Intervention Program sugiere que el juego de roles y las parodias pueden proporcionar una manera de entender y descubrir lo que tu hijo está sintiendo. Algunos escenarios de rol pueden preparar a tu hijo para saber qué decir en ciertas situaciones. Pretende ser un compañero de clase que quiere saber por qué tu hijo vive en dos casas o no parece tener un papá. Además, el intercambio de papeles entre padres e hijos te dará una idea de cómo tu hijo ve tu comportamiento durante el divorcio. Busca pistas, como que tu hijo (cuando actúe como tú) se queja de su cónyuge o reprende a su cónyuge delante de "el niño".

Más galerías de fotos



Escrito por erin monahan | Traducido por juan ignacio ceviño