Actividades divertidas para niños pequeños

Con los niños pequeños, que coman sanamente puede ser impredecible. Hay días en que van a comer lo que sirves con gusto y otros días, no van a probar ni un bocado. Una forma de asegurar que tu pequeño se emocione al comer es incorporar temas y actividades divertidas o de buen humor a la hora de un bocadillo o una comida de vez en cuando. Elige temas de alimentos divertidos que permitan a tu hijo a romper las reglas de la cena habitual y literalmente "jugar" con su comida.

Cara tonta de frutas y vegetales

Haz la merienda muy divertida utilizando frutas y verduras frescas para crear caras divertidas en un plato. Por ejemplo, utiliza los moras azules para crear una sonrisa, rodajas de fresa para los ojos, dos moras más para las pupilas y una frambuesa para la nariz. Para una cara graciosa de vegetales, usa una rebanada de pimiento para crear la sonrisa, rodajas de pepino para los ojos y dos rebanadas de aceitunas negras para las pupilas. Completa la cara con una mitad de tomate cereza para la nariz. Anima a tu hijo a ser tan creativo como pueda con las caras de frutas y verduras antes de consumirlas.

Giros a la hora de comer

Voltea la hora de cenar al revés sirviendo la comida para atrás, comenzando con el postre primero, sólo asegúrate de que la porción sea lo suficientemente pequeña para que el niño siga con hambre para el resto de la comida. O bien, sirve un plato favorito de los niños de una manera completamente diferente. Por ejemplo, en lugar de pizza, puedes hacer "sopa de pizza", usando sopa de tomate como base y agregando especias italianas, trocitos de pan para representar la corteza y los ingredientes favoritos de tu hijo como pepperoni, salchicha ​​y queso mozzarella.

Comidas inspiradas en libros y películas

Crea una comida basada en un libro divertido o película que tu hijo ame. Por ejemplo, para la película de "Lluvia de hamburguesas", sirve las albóndigas con salsa en la parte superior de una "nube" de puré de papas. Para '"El Lorax"del Dr. Suess, tiñe y cocina cualquier tipo de pasta en espiral añadiendo colorante comestible al agua hirviendo inspirándote en los colores del libro. Mezcla brócoli para representar los árboles. Para la película "Cars" toma un rollo de sandwich, córtalo a la mitad y rellenalo con una pasta con salsa tomate con carne para representar a rayo McQueen. Coloca cuatro pepinos contra el rollo para representar las ruedas.

Arte de crema batida

Deja que tu pequeño haga arte comestible para el postre. Toma un poco de crema batida en diferentes recipientes y mézclalos con colorante de alimentos, para que tengas tres o cuatro colores diferentes de crema batida. Coloca hojas de plástico en una mesa limpia. Asegúrate de que tu niño se lave bien las manos, deja que tome la crema batida de color y haga pinturas con los dedos. Dale cuencos de fruta picada para que pueda hacer caras y sumergir la fruta en la crema batida para comerla.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por esther guerrero