Actividades divertidas en interiores para niños y adultos

Cuando tienes tres pies (0.91 cm) de nieve afuera o la lluvia parece que no fuera a parar, no te desesperes. Toma un descanso de las responsabilidades diarias y disfruta de la compañía de otras personas. Los recuerdos de la vida se hacen generalmente de los placeres más simples que ni siquiera cuestan una fortuna. Haz una lluvia de ideas con tus hijos para ver qué se les ocurre. Es posible que necesiten algunos materiales, pero encontrarlos es la mitad de la diversión.

Boliche con botellas

Esta divertida actividad se puede volver algo competitiva, así que prepárate. Necesitarás una pelota algo pesada de tamaño mediano y 10 botellas plásticas de refresco o leche; los contenedores deben ser del mismo tamaño. Llena con agua o con canicas los contenedores para hacer que sean los suficientemente pesados para que se paren, pero lo suficientemente ligeros para poder tirarlos y asegúrate de que la tapa esté bien cerrada. El lugar ideal para tu pista de boliche es un pasillo libre de muebles. Coloca las botellas en el estilo tradicional del boliche; una al frente, después dos en la fila de atrás, después tres, después cuatro. Enséñale a tus hijos cómo mantener los resultados y que empiece el juego.

Mercantil

Mercantil es una gran actividad para enseñarle a tus hijos pequeños acerca del dinero. Prepara tu cocina para que parezca un supermercado. Puedes usar la mesa o la barra de la cocina como la caja y la mesa del comedor para poner la mercancía. Coloca una variedad de latas, cajas y productos de papel en la mesa. Utiliza un marcador para ponerle precio a cada objeto, manteniendo cada uno debajo de los 50 centavos. Coloca varios dólares en forma de cambio en una caja de zapatos en la "caja". Dale a tus hijos una cierta cantidad de dinero y haz que vayan de compras. En la caja, ve cómo les fue, para mantenerse dentro de su presupuesto. Tomen turnos: tú serás el comprador y deja que tus hijos sean los vendedores.

Jugar Rummy 500

Toma los refrigerios y una baraja de cartas o dos y juega Rummy 500. Este es un juego divertido para la familia que usa una baraja de cartas estándar de 52 cartas. El líder le da a cada jugador 13 cartas y colocando el resto hacia abajo sobre la mesa, volteando la carta que está hasta arriba; estas son las cartas de descarte. El juego es para dos a ocho personas, añadiendo una segunda baraja si juegan más de cuatro jugadores. El objetivo del juego es acumular puntos agrupando o bajando grupos iguales de tres o cuatro. Los puntos se determinan por el número indicado en las cartas. El primer jugador en llegar a 500 puntos gana el juego.

Búsqueda del tesoro hecho en casa

Si tú y los niños están un poco inquietos, un juego de búsqueda del tesoro los levantará. Para niños pequeños, describe objetos más grandes y más fáciles de encontrar: los guantes de mamá, el portafolio de papá. Manda a niños más grandes a buscar cosas más elaboradas usando mapas dibujados en servilletas con varias pistas en cada destino. Esconde objetos únicos que no se rompan debajo del colchón del sofá, en el bote de un armario, una caja de zapatos o incluso en el cuarto de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por valerie liles | Traducido por monica del valle