Actividades para el desarrollo cerebral de un bebé de 8 meses

A los 8 meses de edad, es posible que tu bebé esté gateando y explorando su medio ambiente de forma activa. Su período de concentración es muy breve, lo que significa que puede estar haciendo una actividad sólo durante unos minutos. A esta edad, lo entretienen cosas sencillas, por lo que puedes fomentar su desarrollo cerebral exponiéndolo a una variedad de objetos, texturas y juegos sencillos.

Causa-Efecto

Dale a tu bebé diferentes objetos para que los golpee sobre una mesa o sobre alguna otra superficie dura. Los bebés aprenden lo que es causa y efecto al darse cuenta de que si golpean un objeto sobre una superficie dura, éste hace ruido. BabyCenter también recomienda mostrarles cómo funcionan los objetos cotidianos de la casa, como un interruptor de luz o un control remoto. A medida que tu bebé experimente con diversos objetos, su cerebro hará conexiones importantes.

Cu-cu

El juego de cu-cu u otro juego similar puede ayudarle a tu bebé a aprender sobre la permanencia de los objetos, concepto que se desarrolla alrededor de los 8 meses de edad. Cuando tu bebé entienda esto, sabrá que incluso si no puede ver un objeto, aún está allí. Intenta cubrirte el rostro o un juguete con una sábana y sorpréndelo al reaparecer. Él disfrutará de la expectativa y es posible que pronto busque él mismo el objeto escondido.

Exploración de objetos

Dale a tu bebé varios objetos para que explore. Dale objetos duros, suaves, huecos y con formas raras para que investigue. Es probable que los deje caer, los haga rodar, los arroje o los agite con la mano, según HealthyChildren. Lleva a tu bebé por toda la casa para que vea cómo cambia la iluminación de habitación a habitación, y permítele que toque texturas suaves, vellosas, lisas y ásperas. Tu bebé amplía su desarrollo cerebral a medida que usa los sentidos para explorar cosas.

Lectura

Leerle a tu bebé puede estimular su imaginación y ayudarlo a aprender el ritmo del idioma. Cuando le lees, aprende sobre la conexión emotiva que existe detrás de las palabras. Intenta apartar tiempo para leerle todos los días, y señala objetos, palabras e ilustraciones en los libros. No debes llegar al final del libro de una vez. A él lo beneficiará que le leas algunas páginas por vez.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por noelia menéndez