Actividades del Día de Todos los Santos católico para niños

Como hay miles de santos, no es práctico que cada uno se celebre en un día diferente. El Día de Todos los Santos, celebrado el 1 de noviembre por los cristianos occidentales, honra y recuerda a todos los santos. En este día especial los niños pueden aprender sobre varios santos a través de actividades divertidas y educacionales.

Juegos

Juega un juego de "lanzamiento de halos". Consigue una variedad de pequeñas estatuas de santos, alínealas en una mesa y pega una tarjeta con el nombre del santo al lado de ellas. Deja que los niños tiren brazaletes luminosos, que representan halos, para que caigan en un santo, como en el lanzamiento de aros. O, usa una serie de fichas de póker para que sean fichas de santos. Pega el nombre del santo en un lado y su imagen en el otro. Haz dos de cada uno y ponlos en una gran pila. Deja que los niños jueguen una carrera para ver quién puede obtener la mayor cantidad de pares en cinco minutos.

Artesanías

Deja que los niños creen figuras de fieltro o títeres con bolsas de papel, que imiten la imagen de los santos. Muéstrales imágenes de santos para que tengan una referencia. Para hacer los santos de fieltro, haz que los niños recorten la forma del cuerpo de fieltro, de aproximadamente 4 pulgadas de alto, y agrega ropa de fieltro, halos y ojos saltones con la ayuda de pegamento caliente; dibújales detalles como la cara con un marcador. Para hacer títeres de mano, los niños pueden decorar las bolsas de papel que generalmente se usan para el almuerzo, con cartulinas, ojos saltones y marcadores. Los niños pueden usar las figuras o títeres de fieltro para recrear las historias sobre los santos. Otra alternativa es inventar historias para que actúen los personajes, usando los rasgos de la personalidad conocidos o las cualidades admirables de los santos.

Disfraces

Celebra el Día de Todos los Santos con disfraces y dramatizaciones. Para un niño, haz una túnica con una hoja marrón con un agujero para la cabeza de San Antonio, San Roque, San Padre Pio y muchos otros, cambiando los accesorios para que encajen. Para una niña, puedes hacer un simple disfraz de monja sin costuras prendiendo con alfileres una sábana alrededor de su cuerpo y usando la funda de una almohada aparte como velo. Este disfraz funciona como Madre Teresa, Santa Rita, Santa Faustina y más. Una vez que se hayan disfrazado, ofréceles una breve obra de teatro para que interpreten o déjalos hacer un desfile de disfraces.

Hornear

Conmemora el Día de Todos los Santos con algunos dulces. Ayuda a los niños a hacer galletas de azúcar rectangulares o cuadradas usando masa lista o casera. Luego de que las galletas se enfríen, decora con imágenes de los santos. Si eres lo suficentemente afortunado como para tener una impresora de glaseado, crea imágenes con estampas de santos. O, proveeles a los niños bolsas de glaseado y varias puntas, distintos colores de glaseado, confites y plantillas. Los niños también podrían hornear una torta y glasearla una vez que se enfría, cortarla en porciones y agregar una tarjeta plástica de un santo por encima para tener un recuerdo decorativo.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah bourque | Traducido por paula ximena cassiraga