Actividades de clasificación para niños

La clasificación es una habilidad matemática temprana en la que la mayoría de los niños tienen mucha experiencia. Ellos clasifican cubos por figura, organizan libros por color y alinean animales de peluche por tamaño. Clasificar es un concepto que los ayuda a ver cómo los objetos, las personas y las ideas son parecidas, diferentes e iguales. Ya que la clasificación es algo natural para los niños, combinarlo con actividades prácticas e interesantes harán que el niño amplíe su conocimiento y comprensión matemática de una manera divertida.

Colores

Tu pequeño está comenzando a aprender a darse cuenta de lo colorido que es el mundo. Ayúdalo a aprender los colores del arco iris haciendo un juego de identificación de colores. Coloca cuatro piezas de colores diferentes. Después, pídele a tu hijo que te ayude a encontrar objetos que correspondan a los colores de cada "papel". Algunos ejemplos pueden ser cubos, crayolas, plumas y botones; mezcla los materiales y pídele a tu hijo que identifique los objetos que correspondan al color correcto de cada papel. Después de haber repetido este juego varias veces, toma un reloj y haz una carrera contra reloj.

Frutas y vegetales

Esta actividad no es sólo fantástica para clasificar, sino que también es una excelente manera para educar a los niños sobre la alimentación saludable. Desemplova tus viejas recetas y revistas de comida para utilizar las imágenes de frutas y vegetales. Utiliza tijeras para niños, ayúdalo a recortar imágenes y colócalas a un lado, si tu chiquillo está muy pequeño tu puedes sostener las tijeras por él. Utiliza dos platos de papel con una etiqueta que diga "Frutas" y otra que diga "Vegetales" y pídele a tu hijo que identifique cada imagen y diga en voz alta lo que es y lo pegue en el plato correcto. Este es un fantástico juego que disfrutar mientras comen una manzana o frijoles dulces.

Lavandería

Que te ayuden a separar la ropa para lavar no es sólo una buena manera para introducirlos a la clasificación, sino que es también música para los oídos de mamá. Voltea una canasta de calcetines en el piso y deja que tu hijo lo disfrute. Enséñale a clasificar los calcetines por colores, tamaño o por el miembro de la familia al que le pertenecen. Clasificarlos por más de una categoría puede ser difícil, así que asegúrate que tu pequeño ayudante domine categoría por completo antes de darle otra. Pronto tu hijo será un profesional e incluso podrás deshacerte de una tarea doméstica.

Dinero

El dinero es el manipulativo perfecto para usar cuando se trata de enseñar sobre la clasificación. Las monedas estadounidenses son especialmente fáciles de identificar debido a sus tamaños. Coloca un puño de monedas de un centavo, de cinco, de 10 y de 25 centavos en un montón. Y, bajo supervisión, anima a tu hijo a ordenar las monedas y a apilarlas una sobre otra. Para alargar esta actividad incluye otros conceptos matemáticos, pídele a tu hijo que cuente cuántas monedas hay en cada pila. ¿Cuál tiene más? y ¿cuál tiene menos?. A medida que tu hijo crezca, podrá clasificar dinero de papel por cantidades para practicar la identificación de números.

Judías

No tires los cartones del huevo, los puedes utilizar como juego de mesa para una actividad de clasificación. Vas a necesitar cuatro tipos diferentes de judías secas, como judías de lima, alubias rojas, frijoles negros y lentejas. Pídele a tu hijo que coloque un puño de cada tipo de judías dentro de una bolsa de papel y revuélvelas. Después, bajo tu vigilancia, el niño debe meter su mano en la bolsa para sacar una judía y utiliza los compartimientos del cartón de huevo para organizar las judías en sus propios montones. Si tu hijo es muy pequeño, puedes pegar algunas judías en la base de cada compartimiento para que que los use como guía. No tires tus piezas de juego cuando termines, mejor sé ecologista y reutiliza las judías para hacer un jardín familiar.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley k. alaimo | Traducido por yarzeth ayala