Actividades cinestésicas de aprendizaje para niños

Las personas con inteligencia cinestésica (o kinestésica) se expresan a si mismos y aprenden mediante actividades prácticas y de movimiento. Si observas a cualquier niño jugando, seguro verás el aprendizaje cinestésico en acción. Pocas personas aman la actividad y el movimiento más que los niños; ellos usan sus cuerpos como herramientas para desarrollar nuevas habilidades, experimentar nuevas sensaciones y aprendiendo sobre el mundo. Construye habilidades cinestésicas en tu hijo con estas actividades.

Empieza el drama

Un estudiante cinestésico aprende al tocar y sentir, recordando y adquiriendo conocimiento mediante la acción y las actividades. Aunque tu niño podría no ser un aprendiz cinestésico en el futuro, probablemente ahora tiene mucha energía física. Construye su destreza, equilibrio y coordinación incorporando actividades dramáticas cada día. Hagan juegos de roles: el podría agacharse al suelo y ladrar como un perro o pretender ser un bombero apagando un fuego. O, escuchen su música favorita y bailen.

Ocúpense

La lectura y otras actividades estacionarias tienen muchas oportunidades de aprendizaje práctico y movimiento. Cuando enseñes a tu hijo habilidades matemáticas, proporciona un juguete con piezas movibles o bloques de construcción. Usa plastilina para crear animales y formas. Armen juntos un rompecabezas. Saquen pinturas, marcadores y papel y enloquezcan creando arte infantil. Tu hijo aprenderá nuevas habilidades comprometiendo sus grupos musculares tanto pequeños como grandes.

Vayan a un viaje de campo

Haz un viaje de campo a un parque local o jardín botánico. Habla con tu hijo sobre árboles, plantas, flores, aves e insectos. Miren las diferentes formas de los árboles y junten hojas que han caído al suelo. Huele las flores. Pide a tu hijo que señale los diferentes colores de las flores y hojas. Este tipo de actividades mantiene a tu hijo ocupado y en movimiento; el ni siquiera sabrá que está recibiendo una introducción a la ciencia.

Niños en la cocina

Probablemente pases mucho tiempo en la cocina. Involucrando a tu hijo en cocinar le ayudará a mantenerse ocupado al mismo tiempo que aprendiendo habilidades esenciales de cocina. Si tienes platos y utensilios de plástico para niños, guárdalos en una repisa baja y haz que tu hijo ponga la mesa. Enséñale a doblar servilletas y poner una en cada lugar. Dale tazas de medir de plástico y deja que mueva el agua de un recipiente a otro; esto le da una introducción al tema del volumen. Pídele que revuelva los ingredientes con una cuchara de madera.

Más galerías de fotos



Escrito por joann macdonald | Traducido por arcelia gutiérrez