Actividades de canguros para niños

Si tu hijo está fascinado con la tierra de Australia, preséntale a los boxeadores marsupiales con piernas y bolsas resistentes que lo cautivarán aún más. Si estás buscando una actividad para interiores en un día lluvioso, o una excusa para salir y tener una tarde emocionante, hay actividades de interior y al aire libre de canguros que los involucrarán, educarán y entretendrán a los dos.

Canguro saltador

Ayuda a tu niño a gastar un poco de energía extra mientras le enseñas cómo se mueven los canguros. Haz un concurso de salto con él por el patio, o por la sala de recreo en una tarde lluviosa. Los canguros pueden saltar hasta seis metros en el aire y pueden recorrer una distancia de hasta 25 pies en un solo salto. Haz que tu niño trate de saltar tan alto como pueda, y usa una cinta métrica para registrar la altura. A continuación, haz que salte lo más lejos que pueda, y usa la cinta de medir de nuevo para registrar la distancia. Por último, averigua cuántos pasos le toma a tu niño cruzar los 25 pies que el canguro puede cruzar de un salto. Si tienes un grupo de niños que entretener, convierte la lección en una carrera de obstáculos. Por supuesto, la regla más importante del juego es que la única manera de moverse de un lugar a otro es saltando.

Manualidad de máma canguro y su bebé

Si tu niño está loco por las manualidades, convierte la próxima sesión de actividad en una manualidad de canguro con un plato de cartón. Comienza con un plato grande de cartón y coloréalo o píntalo de café para el cuerpo del canguro. Corta otro plato de cartón por la mitad para la bolsa y píntalo de café también. Extiende pegamento por el borde de la parte trasera de la bolsa, pero no pegues el borde superior. Presiona la bolsa contra el cuerpo del canguro. Añade una cabeza café de cartulina, brazos, piernas y una cola para completar el canguro. Por último, haz con cartulina un pequeño bebé canguro y ponlo en la bolsa de la mamá canguro para enseñarle a tu niño cómo los canguros llevan a sus crías.

Diorama canguro

Aprendan juntos de los canguros y sus hábitats haciendo un diorama del hogar de un canguro. Comienza con una caja de zapatos vacía y corta la parte superior para que se pueda ver el interior del diorama fácilmente. Pon un poco de pegamento en la parte inferior de la caja y luego deja que tu hijo se divierta un poco esparciendo arena sobre el pegamento. Puedes agregar algunos palitos, piedras y restos vegetales para hacer un paisaje de Australia de aspecto más realista. Pide a tu hijo que pinte o coloree los lados interiores de la caja de azul para hacer el cielo, y luego pinta o pega otras fotografías de paisajes en todo el interior de la caja para completar la decoración. Una vez hecho esto, lo único que falta es la fauna australiana. Puedes hacer algunos animales de plastilina, o incluir figuras de animales de plástico. Considera agregar osos koala, un ornitorrinco, un emú y, por supuesto, una familia de canguros.

Viaje de campo

Enseña a tu niño todo sobre los canguros con una visita de cerca y personal al zoológico, donde se puede ver cómo se mueven los canguros, aprender lo que comen, cómo cuidan a sus crías, su esperanza de vida y otros datos interesantes. Algunos zoológicos incluso tienen exposiciones interactivas de canguros y áreas infantiles donde los visitantes pueden entrar en el hábitat de los canguros para encuentros especiales. Mientras estén allí, amplia la lección interactiva de aprendizaje un poco y visiten otros animales que son nativos de Australia, como el oso koala, el lorikeet y el wallaby de cuello rojo.

Más galerías de fotos



Escrito por rosenya faith | Traducido por lourdes villaseñor