Actividades bíblicas sobre obedecer a los padres

Los niños no siempre quieren obedecer a sus padres. Esto pasa a menudo porque no entienden que sus padres quieren lo mejor para ellos y que Dios pone a los padres en sus vidas para la protección y el cuidado amoroso. Las actividades que exploran lo que la Biblia dice acerca de los niños obedientes pueden ayudar a los niños a entender el plan de Dios para los padres y los hijos.

El ejemplo de Jesús

Jesús es un ejemplo de lo que significa obedecer a los padres. Lee Lucas 2:41-52 donde Jesús se queda en Jerusalén porque estaba hablando a los ancianos en el templo. Pregúntale a tu hijo de edad escolar si Jesús desobedeció a sus padres. Jesús se sorprendió de que sus padres no entendiesen la razón por la que se quedó allí. Invita a los niños en edad primaria a que representen la historia. Lucas 2:51-52 dice que Jesús regresó a su casa, obedeció a sus padres, complació a Dios y fue del agrado de todos. Lee Lucas 3:21-22 y habla de lo orgulloso que Dios estaba al hacer una declaración pública sobre la aprobación de su hijo cuando Jesús fue bautizado. Finalmente, lee Juan 2:1-11 acerca de las bodas de Caná. Jesús obedeció a su madre y llenó las jarras de vino para evitar la vergüenza de la pareja nupcial. Los pre-adolescentes y adolescentes pueden debatir sobre la existencia de una edad en la que pueden desobedecer libremente a sus padres y por qué.

Protección a través de la obediencia

Ministry-To-Children.com ofrece una ilustración de cómo Dios protege a los niños a través de la influencia de sus padres, la cual puedes mostrar a tus hijos. Pega cinta adhesiva sobre un cuadro de 4 por 4 pies (1,2 por 1,2 m) sobre el piso y haz que tu hijo se pare en el interior del área con cinta. Explícale que mientras se quede adentro de la protección representada por la sección con cinta, está protegido por los límites establecidos. Si da un paso fuera del cuadro, es vulnerable a las consecuencias de su comportamiento. Hazlo comprensible chorrreando una botella con agua en el piso fuera del cuadro. Luego, pídele a tu hijo a salir del cuadro y dispárale con un chorro de agua. Deja en claro que mientras obedezca a sus padres y permanezca dentro de los límites establecidos, Dios los mantendrá a salvo; y que si desobedece, dando un paso fuera de los límites establecidos, ya no estará seguro. Los niños mayores pueden seguir una progresión de decisiones, desde llegar al límite hasta tomar un paso a la rebelión, por ejemplo, desde desear algo que saben que no deberían hasta robar para conseguirlo. Los niños pueden escribir las posibles consecuencias de la desobediencia en un papel y colmar al niño desobediente con estas.

Sopa de letras

La Biblia contiene cuatro pasajes frecuentemente citados en cuanto a mandar a los niños a obedecer a sus padres. Esos pasos incluyen el mandamiento que se encuentra en Éxodo 20:12, la sabiduría de Salomón en Proverbios 6:20 y las enseñanzas de Pablo se encuentran en Efesios 6:1 y Colosenses 3:20. Para los niños del tercer al sexto grado, imprime cada verso en letra grande y luego corta las palabras separadas y mézclalas, haciendo que ordenen los versículos de forma correcta. También puedes hacer una sopa de letras o crucigramas de cada verso.

Familias enmarcadas

Los niños en edad preescolar hasta el cuarto grado pueden hacer marcos que contengan fotos de la familia con las palabras: "Hijos, obedezcan a sus padres, como el Señor quiere" en cada cuadro. Es probable que tengas que escribir estas palabras para los niños en edad preescolar y jardín de infancia. Los niños pueden hacer marcos con palitos de madera o de cartón rígido, o decorar un marco de madera o plástico con piedras de cristal, perlas o piedras preciosas de acrílico. Puedes proporcionar una foto de tu familia para encajarla dentro del marco de tu hijo.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por gloria soto