Actividades de la Bella Durmiente para niñas

Si tienes una niña que ame los cuentos de hadas y las historias que comiencen con "Érase una vez", "La Bella Durmiente" es un clásico. Una linda princesa, hadas madrinas, una reina malvada y un guapo príncipe hacen que esta historia sea inolvidable para las niñas pequeñas. Preséntale a tu hija este famoso cuento de hadas y úsalo como tema de varias actividades entretenidas y educativas.

Lee las historias de la Bella Durmiente

Si tu hija no ha escuchado el cuento de La Bella Durmiente, lee con ella la historia clásica, pero no te detengas allí. incontables versiones modernas de la historia han sido escritas y muchas tienen finales completamente distintos. Pueden dedicar una semana a leer historias de La Bella Durmiente y tener un cuento diferente cada noche. Empieza con "The Sleeping Beauty" (La Bella Durmiente) de Mahlon Craft hecho para niñas de 5 años en adelante, el cual cuenta la historia tradicional con ilustraciones detalladas de páginas completas. Otras versiones son "Sleeping Ugly" (La fea durmiente) de Jane Yolen en donde Plain Jane (Jane Normal) termina siendo besada por un príncipe y "Snoring Beauty" (La bella roncadora) de Bruce Hale, donde se incluye un hada con olor a ajo y una princesa dragón que ronca al dormir. Para niñas de 9 años en adelante, "Sleeping Beauty, the One Who Took a Really Long Nap" (La Bella Durmiente, aquella que tomó una siesta realmente larga) de Wendy Mass ofrece una versión muy graciosa de la historia contada a través de los ojos del príncipe y la princesa.

Actividades educativas de "La Bella Durmiente"

Utiliza la historia de la Bella Durmiente para hacer que tu hija participe en actividades de aprendizaje. Desarrolla el pensamiento crítico de tu hija pidiéndole que piense cómo solucionar los problemas que ocurren en la historia original. Por ejemplo: si el Rey y la Reina prohibieron el uso de ruecas en el reino, ¿cómo hacían las personas para fabricar la tela que necesitaban para su ropa y otros objetos? ¿Qué se sentiría despertar 100 años después? ¿Qué encontrarían las personas del castillo cuando despertaran y vieran que el mundo había cambiado tan dramáticamente? Deja que tu hija escoja un periodo de 100 años, ya sea reciente o antiguo, y que cree una línea del tiempo que incluya los eventos más relevantes que ocurrieron para saber qué les contaría que sucedió en el mundo a los súbditos de la Bella Durmiente. También podrías animar a tu hija a hacer su propia versión de la Bella Durmiente. ¿Sería necesario que apareciera un príncipe que la salve? ¿Qué pasaría si la princesa fuese también una matadragones?

Manualidades de la Bella Durmiente

Ayuda a tu hija a hacer manualidades relacionadas con la historia de La Bella Durmiente, como una corona, por ejemplo. Traza la forma de una corona en goma espuma y recórtala. Haz que tu hija la decore con brillantes y otros adornos como un borde de peluche. Coloca silicona para pegar una banda en la parte inferior de la corona para que la niña pueda ponérsela. Para las pequeñas interesadas en las manualidades de princesas, puedes también hacer una espada de cartón para representar al príncipe. Sólo tienes que recortar la forma clásica de una espada en una pieza de cartón sin olvidar la empuñadura. Evita hacerla puntiaguda para no lastimar a nadie. Prueba haciendo una extremidad redonda. Cubre la hoja con muchas placas de aluminio y utiliza mucha cinta adhesiva para asegurarla.

Fiesta de películas de la Bella Durmiente

Invita a algunas amiguitas de tu hija a ver versiones infantiles de la película de la Bella Durmiente. El clásico de Disney de 1959 "Sleeping Beauty" (La Bella Durmiente), es la más conocida entre las versiones animadas de la historia y es ideal para las niñas. También puedes mostrarles la adaptación del Ballet Real de Londres en el DVD "Prima Princessa Presents Sleeping Beauty" (Prima Princessa presenta "La Bella Durmiente"). Esta versión incluye pequeñas lecciones de estudiantes de la escuela americana de ballet para enseñar a las niñas algunos movimientos básicos de danza que aparecen en la presentación. Puedes servirles bocadillos y bebidas con el tema de las princesas como pequeños sándwiches, cupcakes y ponche color rosado. También puedes hacer palomitas con chocolate blanco coloreado de rosa derritiendo el chocolate y vertiéndolo sobre las palomitas.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por karly silva