Actividades para los bebés boca abajo

Colocar un bebé boca abajo varias veces al día, bajo una estrecha supervisión, puede reducir el riesgo de que se produzcan manchas planas en la cabeza, ayuda a desarrollar un fuerte cuello, espalda y músculos de los hombros e incluso los ayuda a darse la vuelta o gatear antes que aquellos que no experimentan tiempo boca abajo en forma regular, de acuerdo con MayoClinic.com. No a todos los bebés les encanta esta posición, sin embargo, es bueno tener un par de trucos bajo la manga para mantenerlos entretenidos.

Espejos

A los bebés les encanta ver las caras y el movimiento. Coloca al bebé boca abajo en el suelo y fija un espejo delante de la cara para que pueda verse a sí mismo. Ten la seguridad de que el espejo no esté a su alcance y que no es muy grande o pesado, para confiarse de que no pueda volcarlo y hacerse daño.

Cantando y hablando

Coloca al bebé boca abajo en el suelo y luego baja allí con él, cara a cara. Aprovecha esta oportunidad para cantarle o hablarle. No importa mucho lo que digas, siempre y cuando sonrías mucho y utilices diferentes tonos de voz para mantener su interés. No te preocupes si tu voz para el canto no es muy buena. Para el bebé, tu voz es la mejor cosa en el mundo.

Juguetes

Coloca juguetes de colores brillantes frente al bebé cuando él esté boca abajo. Los juguetes que hacen ruido cuando se aprietan o los golpeas o se iluminan pueden mantenerlo entretenido y feliz. Para ellos que están más allá de la etapa de recién nacido y pueden alcanzar cosas, coloca juguetes a cierta distancia, para que tenga que alcanzarlos y estirarse para tomarlos con un poco de ejercicio.

Mantas de actividades

Considera la posibilidad de invertir en una manta de actividades para que el bebé disfrute durante el tiempo boca abajo. Algunas alfombras tienen juguetes plásticos fijados, mientras que otras están llenas de agua y peces de plástico pequeños o juguetes para que golpee mientras está boca abajo.

Consejos para el momento boca abajo

Si es posible, comienza a colocarlo boca abajo desde el día que llegue a casa del hospital, para que se acostumbre a esto, sugiere el Hospital de Niños de St. Louis. Comienza con cinco minutos de tiempo boca abajo y sigue hasta 20 minutos. Ponlo en el suelo varias veces al día sobre una manta o alfombra durante el tiempo que esté boca abajo . Si se siente incómodo en el suelo, comienza por colocar su vientre sobre tu regazo, y cuando él ya esté acostumbrado a eso, cámbialo al piso. Para evitar escupidas excesivas, espera de 20 minutos a una media hora después de comer antes de ponerlo boca abajo. Además, aunque el tiempo de juego supervisado boca abajo es importante para el desarrollo de un bebé, no lo coloques nunca a dormir sobre su estómago, a fin de reducir el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante o SMSL.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por carlos alberto feruglio