Actividades para aprender el sonido de las letras en niños pequeños

Aunque la mayoría de los niños aprenden a leer alrededor de los 6 o 7 años, de acuerdo a la Academia Estadounidense de Pediatría, los niños más pequeños pueden iniciar a desarrollar la conciencia fonética necesaria para encaminarlos. No quieres presionar a tu hijo a que haga algo al punto de la frustración, pero puedes ayudarlo a aprender los sonidos de las letras con actividades divertidas.

Libros y lectura

Muchos libros se enfocan en la enseñanza de los primeros fonemas presentando una letra en cada hoja, con un dibujo de objetos que empiezan con esa letra. Para jóvenes lectores, el "ABC" del Dr. Seuss usa trabalenguas aliterativos para enseñar el sonido de las letras. Si tu hijo es un poco más grande, "Animalia" de Graeme Base tiene un enfoque similar, pero tiene dibujos elaborados con imágenes ocultas. Aún cuando lees un libro que no se enfoque en el abecedario, seguir el texto con tu dedo puede ayudar a tu hijo a hacer la conexión y saber que esas palabras impresas tienen significado.

Fuera de casa

Cuando sales con un niño, señala los lugares en donde vean letras y cómo puedes sondear su significado. Encontrarás letras en los anuncios, en los periódicos y en las cajas. Lleva a tu pequeño a una cacería del ABC, buscando en el parque o en el centro comercial para encontrar algo que empiece con cada letra del abecedario. Si esto se vuelve muy fácil para tu hijo, cambia y déjalo encontrar palabras que terminen con esa letra.

Táctiles

Algunos niños aprenden mejor a través de métodos táctiles. En un salón de método Montessori, los estudiantes pasan sus dedos sobre letras en papel para lijar -grandes placas de letras formadas con lija- mientras dicen el sonido. Puedes hacer esto fácilmente cortando la forma de las letras en la lija y pegándolas a una pieza de madera. También puedes usar otras texturas, como fieltro suave o peluche sintético. Mientras tu hijo se familiarice con las formas y sonidos de las letras, déjalo que trace la forma en un recipiente para hornear galletas lleno de harina o azúcar. De otra manera, puedes jugar con arcilla o plastilina y hacer tiras finas y crear letras con ellas.

Letra del día

Decide una "letra del día" y enfoca tus actividades en esa letra. Puedes elegir comida, manualidades y otras actividades que se ajusten con el tema del día. Por ejemplo, si la letra es S, puedes empezar con una salida al sol de verano, servir una soda de sandía, servir sándwich y hacer saltos. Planea el día con anticipación para que puedas hacer los materiales que necesitarás.

Más galerías de fotos



Escrito por maggie mccormick | Traducido por esteban arenas